domingo, mayo 26, 2024
Diario Alicante en Whatsapp

Lo Más Leído:

spot_img

Lo Último: en Noticias

ASPE: Pascual canovas martinez, ultimo alcalde republicano de aspe y un hombre de paz

Pascual Cánovas Martínez, fue el último alcalde republicano de Aspe y fusilado injustamente por el régimen franquista el 26 de junio del 1941.

Quien fue Pascual Cánovas Martínez.

Pascual Cánovas era natural de Aspe, cerámico y alpargatero de profesión, afiliado al Partido Socialista y alcalde de Aspe desde julio del 1937 hasta abril del 1939, dos años después fue fusilado de manera injusta por el régimen franquista, dejando tras de sí, a su mujer Matilde y sus 3 hijos.

Pascual se caracterizaba por ser un hombre de paz, que ayudaba mucho al ciudadano y además destacaba por su afán de evitar que en el municipio de Aspe se produjeran altercados. También destacaba por su humildad y su gran inteligencia, debido a ello fue apodado Pascual “el sabio”.

Implicado en innumerables acciones encaminadas exclusivamente en beneficio todos los vecinos del pueblo. Fue presidente de la comisión de abastos, que se encargaba del abastecimiento de alimentos para la población. Pascual Cánovas fue jefe de Milicias del Frente Popular y Hombre de confianza del diputado Miguel Villalta.

En 1938, se traslada la fábrica Nacional de moneda y timbre de la segunda república, desde Castellón de la Plana hasta Aspe, alejándose así del frente de guerra. En el museo Histórico de Aspe, aún se conservan ejemplares de los billetes firmados por el alcalde Pascual Cánovas Martínez.

Procesos judiciales

ASPE: Quien fue Pascual Cánovas Martínez.

Después de un primer proceso judicial civil, fue declarado inocente de las causas por las que se le juzgaba. No obstante, posteriormente fue detenido en marzo del 1939 donde finalmente y después de estar en la cárcel de Novelda y en el campo de concentración de Monóvar, fue trasladado al reformatorio de adultos de Alicante, donde en el mes de abril se celebró el consejo de guerra donde sin causas justificadas y siendo un consejo que a criterios de expertos carecía de garantías y siendo simplemente una farsa para poder asesinar cruelmente Pascual Cánovas, “el sabio”, únicamente con el pretexto de pertenecer al bando republicano, y todo ello motivado por el linchamiento de los Calpena.

Anterior a su detención.

Con anterioridad a su detención, le avisaron de que existía orden de arresto hacia él, y que era conveniente que por su seguridad y la de su familia, saliera del país de forma inmediata. No obstante, Pascual decidido no esconderse, ni mucho menos huir, debido a que verdaderamente él no había realizado ningún tipo de acto delictivo, si no todo lo contrario.

Una noticia cruel

En la mañana del 26 de junio del 1841, la esposa de Pascual Cánovas, Matilde, se dirigía al reformatorio de adultos de Alicante, con la intención de llevar ropa y comida a su marido. La acompañaba uno de sus hijos, Antonio Cánovas, con tan solo 11 años de edad. Al llegar al lugar, le comunican, de malas maneras, que su marido había sido trasladado al campo de tiro de Rabasa para su ejecución, todo esto sin previo aviso ni a la familia ni tan siquiera al propio fusilado. Después de llegar al campo de tiro, le comunican que ya no está ahí, que ha sido llevado al cementerio de Alicante. De nuevo, la esposa y el hijo del fusilado emprenden el camino a pie hasta el cementerio de Alicante. A su llegada al lugar donde depositaban los restos, en un acto de coraje, y demostrando una gran valentía, el hijo de Pascual, Antonio Cánovas, se introdujo en la fosa, y retirando los cadáveres del resto de fusilados, pudo ver el rostro de su padre fallecido. Con ayuda, pudieron sacar los restos del alcalde, que por lo menos, entre llantos de tristeza, y sobre todo un tremendo sentimiento de injusticia que les invadía, pudieron dar el último adiós a Pascual Cánovas “el sabio”. Durante el transcurso del día, pudieron conseguir un ataúd, suministrado por el hermano de Matilde, esposa de Pascual, y así pudieron de malas formas enterrar a su familiar en una caja de madera en la misma fosa donde actualmente los restos han podido ser encontrados.

Persecución a la familia

Después del asesinato de Pascual, simpatizantes y los denominados chivatos del régimen franquista, increpaban a algunos de los miembros de la familia Cánovas, con la intención de poder acusarles de algún tipo de cargo, o relacionarlos con la república, para así poder continuar con los asesinatos y encarcelaciones, algo que afortunadamente nunca sucedió.

Estas acciones eran crueles para la familia, debido a que posteriormente al asesinato de Pascual, la familia quedo destrozada, y, por si fuera poco, los miembros de la propia familia siendo completamente inocentes, tuvieron que sufrir acosos por parte de simpatizantes del régimen, incluso 20 años después se seguía produciendo acoso y rechazo a los miembros de la familia.

Linchamiento de los Calpena.

En julio de 1937, se produjo un acontecimiento que sin duda cambiaria la historia del municipio de Aspe, y fue el linchamiento de los Calpena. Transcurridos pocos días desde la toma de posesión de Pascual Cánovas, como alcalde de Aspe, se produce famoso linchamiento de los Calpena. Una multitud de mas de 30 personas, le propinaron una brutal paliza a Luis Calpena Pastor y Ramón Calpena Cañizares, padre e hijo respectivamente. No obstante, en el mismo momento del linchamiento, que ocurrió en la plaza mayor, Pascual sale del ayuntamiento escandalizado por el escándalo de la multitud, y en un acto de valentía y responsabilidad, decide intermediar en el conflicto con el fin de evitar muertes, algo que finalmente no pudo conseguir. Finalmente, este suceso dio pie a que le sirviera de escusa al consejo de guerra del régimen franquista a proceder a su asesinato posteriormente.

Proceso de exhumación de los restos.

Gracias a la ley de memoria histórica, se han podido exhumar los restos de los fusilados por el régimen franquista, la gran mayoría vecinos de Aspe. Las fosas exhumadas son la 36 y la fosa 20 del cementerio de Alicante. Gracias al ayuntamiento de Aspe, asociación 5 ojos, la Generalitat Valenciana, y todos los implicados en el proceso, han podido contribuir a exhumar los restos del que fue el ultimo alcalde de la republica en Aspe.

servicios de guest posting
Síguenos en nuestro canal de WhatsApp y conoce toda la actualidad al momento.