Y SI FUERE QUE...LOS PUEBLOS SON NECESARIOS
Y SI FUERE QUE...LOS PUEBLOS SON NECESARIOS
Y SI FUERE QUE…LOS PUEBLOS SON NECESARIOS
5 (100%) 2 votes

Desde los tiempos de Sumeria y después con las Polis griegas las ciudades han sido muy importantes en la vida de los ciudadanos.

Siguenos en Twitter : ->

Desde las décadas centrales del siglo pasado, España ha sufrido un éxodo desde los pueblos hacia las ciudades. Pero las circunstancias del siglo XXI no son idénticas a las del XX.

Este siglo del que ya llevamos vivida más de su sexta parte, es un siglo de paradojas. Estamos en la Era de la Globalización.

Y necesitamos lo local. Vivimos en la aldea global. Internet y los teléfonos móviles han variado nuestras vidas. Nuestra manera de obtener información, la velocidad de la actualidad, el trepidante ritmo cotidiano hacen que ahora todo sea fugaz.

Sin embargo la naturaleza humana, nuestras limitaciones psíquicas, el que seamos seres sociables, nos predisponen, de forma paradójica, a ser lentos.

El necesario tiempo consustancial con cada una de las acciones, actividades, y placeres, es el que hay que dedicar a ellos.

La forma de vida de los pueblos es muchísimo más acorde con la naturaleza humana que la forma de estar en la ciudad. En la ciudad se está, en el pueblo se vive.

En la ciudad es dónde se encuentran los centros de poder y decisión tanto de las Administraciones Públicas como de las empresas privadas.

Una economía de escala es muchísimo más concorde con la numerosa población de las urbes, que con la escasa de los pueblos.

Pero en la vida no todo se mide en monedas.

Empero y si fuere que las ciudades necesitan los montes de los pueblos, sus nacimientos de agua, sus cultivos, y su minería, para proveerse del necesario aire puro, de la vital agua, de los imprescindibles productos agrícolas, y de sus precisos minerales para que puedan subsistir.

Y si fuer que estos, los montes, los acuíferos, los bancales, y las minas, precisan a su vez de los lugareños. Tendríamos que convenir que los pueblos son necesarios.

Pero no sólo lo anterior sino que también los pueblos son fundamentales para muchísimos de los urbanitas, y que cada vez son más, que han descubierto nuestros pueblos como un remanso de paz.

Como lugares de ocio en los que se entronca con lo natural, con lo campechano, con la esencia.

Sitios anti-estrés, parajes que conectan con el yo. Rincones propicios para entablar verdaderas relaciones de buena vecindad. Tendremos que encajar que todo lo que hay en los pueblos se precisa.

Y obviamente es necesario mantener, y aumentar después, su población. Y siendo esto así, como lo es, es obligatorio para los gobernantes y los poderes públicos que trabajen afanosamente en la dirección apuntada aquí.

jpburgosmoreno@gmail.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.