Vecinos del casco antiguo de Alicante piden cerrar los ‘pubs’ dos horas antes

Vecinos del casco antiguo de Alicante piden cerrar los 'pubs' dos horas antes

Vecinos del casco antiguo de Alicante piden cerrar los 'pubs' dos horas antes

La asociación Laderas del Benacantil exige al Ayuntamiento de Alicante que decrete el fin de la actividad a la 1.30 horas. La medida afectaría a cinco calles, dos plazas y unos 15 locales.

Los vecinos del casco antiguo de Alicante solicitaron el pasado martes al Ayuntamiento de Alicante la «reducción de los horarios generales de cierre en dos horas» para los pubs y locales de ocio situados en las siguientes calles: Virgen de Belén, Padre Maltés, Labradores, Tarifa y San Pascual, Plaza San Cristóbal y Plaza Quijano.

«La gran mayoría de los establecimientos afectados, que no suman más de 15, generan la mayor parte de los problemas de ruido en todo el Casco Antiguo», argumenta la asociación. Los residentes piden que esta reducción, que implicaría el cierre de los pubs a la 1.30 horas, debería de aplicarse durante los próximos cinco años, «tiempo más que suficiente para que se solucione un problema que el Ayuntamiento no ha acometido hasta ahora».

Para Laderas del Benacantil, la solicitud se produce «ante la ineficacia de las medidas adoptadas» por el consistorio, ya que «los vecinos seguimos viendo vulnerados nuestros derechos fundamentales». De hecho,  los niveles de contaminación acústica de los sonómetros instalados por la Administración local en esta zona están muy por encima de lo permitido legalmente; en base a unas mediciones similares una juez de Alicante decretó que el Ayuntamiento estaba vulnerando los derechos fundamentales de los residentes en el centro tradicional (donde se localiza la mayor parte del tardeo) y condenó al Gobierno local a plantear una Zona Acústicamente Saturada (ZAS).

En su escrito, los vecinos del casco antiguo dejan claro que su intención no es «solicitar la aplicación de una ZAS, puesto que el casco antiguo ya dispone de una regulación particular en la materia (a través del Plan Especial del Casco Antiguo)». En ese documento el propio Ayuntamiento «delimitó y definió una zona de protección acústica especial para el control de los locales y sus actividades», algo que en opinión de los vecinos ya evidenciaba «el problema del ruido».

La petición de reducción de horarios se enmarca precisamente dentro de esa regulación del plan especial, sin que Laderas de Benacantil considere que sea necesario aplicar ninguna medida adicional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Sergio Rico Ayala.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sergio Rico Ayala.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: DiarioAlicante.es: !Contenido Protegido!
DiarioAlicante.es 】» Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia en nuestro sitio web    Ver Más
Privacidad