Tenerife: Dos años y medio de cárcel para el anciano que mató a un ladrón que asaltó su casa

Dos años y medio de cárcel para el anciano que mató a un ladrón que asaltó su casa

Dos años y medio de cárcel para el anciano que mató a un ladrón que asaltó su casa

Los dos ladrones golpearon al acusado, le pusieron en la sien la pistola, pegaron a su esposa y le exigieron que les diera todo el dinero que tuviera en casa

Jacinto S.M., el adulto mayor que en 2015, cuando poseía 80 años, mató de un tiro a uno de los dos adolescentes que entraron a su casa para quitar en el concejo tinerfeño de Arafo fué culpado a dos años y medio de carcel por homicidio, con la eximente incompleta de verdadera defensa.

parte segunda de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife condena además a Jacinto S.M. a dos años de carcel por tenencia ilícita de armas, aunque en esta situación acuerda la suspensión de la pena condicionada a que no delinca en el período de tres años.

En el juicio con jurado, celebrado la semana anterior, tanto la fiscal como la defensa habían pedido la absolución del acusado por homicidio al deducir la verdadera defensa como eximente completa.

La acusación especial, ejercida por la letrada Alicia Pomares en representación de la madre del fallecido, pidió al principio diez años de carcel, pero rebajó en todo el juicio su petición a dos años y medio al admitir la verdadera defensa como atenuante.

La sentencia declara probado que Jonas C.R entró la noche del 1 de marzo de 2015 a robar la vivienda donde residían el procesado, su esposa y su cuñada

En su veredicto, el jurado tuvo en cuenta a Jacinto culpable, pero ha propuesto la suspensión de la pena o el indulto, dada su avanzada edad y por haber actuado en defensa de su historia y la de la su familia.

El jurado admitió que el procesado había actuado en defensa propia, pero tuvo en cuenta que podría haber usado otras elecciones de todas formas funcionales para salvaguardar su integridad física y la de su mujer “evadiendo la desaparición del fallecido”.

El magistrado que presidió el juicio, Fernando Paredes, condena a Jacinto S.M. como responsable civil a indemnizar con 20.000 euros a la madre del asaltante muerto, Jonás C.R., que tenía 26 años, aunque la acusación especial pedía 76.000 euros por este criterio.

La sentencia afirma probado, como ya logró el veredicto, que Jonas C.R y un joven individuo que aún no ha alcanzado la edad adulta entraron la noche del 1 de marzo de 2015 a quitar la vivienda donde residían el procesado, su mujer y su cuñada, ubicada lejos del núcleo urbano de Arafo, disfrazados con caretas y armados con un formón y una pistola, que después se supo que era simulada.

En el juicio, el otro ladrón confesó al jurado que él hubiera hecho lo mismo que Jacinto S.M. si alguien hubiera amenazado así a su familia en su casa

Los dos ladrones golpearon al acusado, le pusieron en la sien la pistola, pegaron a su mujer y le exigieron que les diera todo el dinero que tuviera en el hogar.

En ese instante, Jacinto S.M. fingió que iba a sacar dinero de un armario y cogió un revólver con el que intentó espantar a asaltantes.

Primero logró un tiro al suelo y después efectuó otro más prominente, que traspasó el cuello a Jonás C.R. En el juicio, el otro ladrón admitió al jurado que él hubiera hecho lo mismo que Jacinto S.M. si alguien hubiera amenazado de esta forma a su familia en su casa: “Y no dejaría que se escapara ninguno”.

La sentencia considera “indiscutible” que Jacinto S.M. y su familia sufrieron una “acometida ilegítima” contra su vivienda y contra su integridad física, por lo cual debe concedérsele el provecho de haber reaccionado en verdadera defensa.

Los ladrones golpearon al acusado, le pusieron en la sien la pistola, pegaron a su esposa y le exigieron que les diera todo el dinero que tuviera en casa

No obstante, en el momento de apreciar si su respuesta fue “proporcional a la acometida sufrida”, el magistrado ten en cuenta que es el jurado el que ha predeterminado que el adulto mayor poseía “otras elecciones probables menos gravosas” a la de matar a Jonás C.R. Entre ellas, dice el juez, la de “llevar a cabo un nuevo tiro al suelo en espera de disuadir al asaltantepara que por último abandonara la vivienda”.

El magistrado subraya que los términos del veredicto le “obligan a comprender” que concurre de manera “incompleta” la eximente de verdadera defensa, aunque comprende la “angustia” que tuvo que sentir el procesado frente una circunstancia de “peligro radical” interpretada por dos asaltantes que habían allanado su vivienda y le habían “amedrentado con armas aparentemente reales”.

De hecho, en el momento de argumentar por qué le impone la pena en su mínimo legal, argumenta que cree que el “exceso” de su oposición en oposición al ladrón que amenazaba a su familia fue “mínimo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: DiarioAlicante.es: !Contenido Protegido!