El Supremo condena a la Generalitat a indemnizar a una UTE con 14'6 millones
El Supremo condena a la Generalitat a indemnizar a una UTE con 14'6 millones
El Supremo condena a la Generalitat a indemnizar a una UTE con 14’6 millones
5 (100%) 2 votes

Tendrá que pagar por daños y perjuicios a la empresa que acometió las obras del acceso Norte a Alicante, en época de Camps

El Tribunal Supremo ha culpado a la Generalitat a abonar 14,6 millones de euros a una UTE en criterio de perjuicios y perjuicios por sobrecostes en la creación del Ingreso Norte a Alicante Avenida de Denia.

Siguenos en Twitter : ->

Cree que esos sobrecostes se derivaron de causas imputables a la Administración requerida. De este forma, la Salón III de lo Contencioso-Administrativo del Prominente Tribunal cree

el recurso de Dragados S.A., Rover Alcisa, S.A. y Unión Temporal de Empresas, que el TSJ había revocado en mayo de 2015, rechazando por ese momento las metas de las compañias.

La estipulación laboral de las proyectos a estas sociedades fue adjudicada en junio de 2006 con un precio final de 33’8 millones de euros.

La distribución de la obra sucedió en diciembre de 2010, siendo president el habitual Francisco Camps y con Mario Flores como conseller de Infraestructuras.

La UTE formuló alegaciones tres meses luego de la distribución, pero no interpuso la reclamación de perjuicios hasta un año luego.

Considera la sentencia que la reclamación de 14,6 millones de euros por perjuicios y perjuicios que hacen los contratistas se debía a “las ampliaciones de período y los editados contractuales”, y achaca “como fundamento directo y escencial el accionar de la gestión”.

Agrega que “desde el primer instante” la gestión “incumplió con sus obligaciones contractuales”.

Hace hincapié en que “era irrealizable el comienzo de las proyectos por la falta de disponibilidad de los terrenos y por la discrepancia entre planos y presupuesto en entidades de obra”.

Recopila que la obra que iba a ser realizada en 17 meses se realizó en 40, “por causas no imputables al contratista” y que el hecho de aceptar “las prórrogas unilaterales impuestas por la Administración” no supone que la UTE tuviera que “renunciar a los perjuicios producidos por tal retardo”.

Alude además la sentencia a un reporte de 2010 de la jefa de Servicio de Estipulación laboral de la Conselleria sobre las causas de uno de los editados, “motivadas -dice- por cambio de desvío de tráfico impuesto por el Ayuntamientode Alicante, por la incorporación de una fuente considerable ornamental y la ejecución de reposiciones de vallados y cerramientos no incluidos en el emprendimiento primordial”.

Por último, agrega el Tribunal Supremo que “los perjuicios producidos por los distintos sobrecostes “jamás fueron cuestionados por la Administración”.

Y concluye que “cuando es nuestra gestión la que incumple las obligaciones derivadas del contrato, no nos encontramos frente el compromiso y ventura imputable al contratista”, sino frente un “incumplimiento contractual” de parte de ésta, con lo que condena a la Generalitat al pago de los 14,6 millones.

Herencia del PP

Frente la sentencia del Tribunal Supremo, la de hoy Conselleria de Vivienda, Proyectos Públicas y Vertebración del Territorio cree que ésta es una más de las incontables sentencias que vienen condenando a la Generalitat al pago de gigantes proporciones de fondos públicos, y que debe asumir el de hoy gobierno valenciano, por sobrecostes o actuaciones mal ejecutadas llevadas a cabo por los anteriores gobiernos del PP.

Agrega que “es un caso bastante más de la ruina en diferido que dejó el previo gobierno de la Generalitat del PP”. De hecho, dice, hay que acordarse que las proyectos se adjudicaron en 2006 por un importe de 33,8 M€ y fueron modificadas el año 2009, incrementándose su importe en cerca de 6,5 M€ por causas imputables a la Conselleria porque ha incluído distintas actuaciones no previstas al principio en el contrato adjudicado.

En este sentido, desde la conselleria han lamentado la “enorme losa de pagos por indemnizaciones gracias a la mala administración del previo gobierno que se une además a la de los pagos aplazados que dejaron”.

En la situacion de esta obra de la Avenida de Dénia la de hoy Generalitat ha comprado ya 12,5 millones de euros entre 2015 y 2017 y falta por abonar otros 12,5 entre 2018 y 2020 a los que existen que agregar en este momento los 14,6 de la sentencia.

De hecho, la Conselleria se ve obligada todos los días a enfrentar el pago de millones de euros como resultado de las deudas, sobrecostes, expedientes de ayudas y subvenciones sin abonar que generó la nefasta gestión realizada por los gobiernos del PP.

Por esto, insisten desde Conselleria que “resulta paradójico que el PP haya formulado en les Corts hace unos días una petición de comparecencia de la de hoy consellera para que reporte sobre qué inversiones novedosas está sosprechado realizar cuando sería más oportuno que pidiera la comparecencia de los anteriores causantes de la Conselleria (entre los que está la de hoy presidenta del PP Isabel Bonig) para que diera cumplida respuesta a las causas que indujeron a todos esos descomunales sobrecostes y deudas de toda clase”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.