Si Trump demostrase fraude: contra la criminalidad globalista 

Si Trump demostrase fraude: contra la criminalidad globalista 

Si Trump demostrase fraude: contra la criminalidad globalista 

Vivimos tiempos en que la realidad supera con creces a cualquier ficción, como si la influencia de Satanás sobre el orbe obligara a una lucha universal y apocalíptica del Bien contra el mayor y decisivo Mal desatado en el mundo. Cualquier análisis y previsión, por muy descabellados que parezcan, podrían ser acertados a tenor de los acontecimientos sucedidos en la América todavia trumpista. Las vueltas de rosca son constantes y parece no tener límite la infeccion progre de la vileza, promovida por conspiradores en las sombras de la traición contra la población mundial.

     Si Donald Trump fuese capaz y tomara consciencia de, digamos, una misión divina, podría avecinarse una ofensiva contra los innumerables delincuentes que han urdido un golpe de Estado en Norteamérica. Pucherazo evidente. Cada día que pasa es más evidente que la inmundicia apoya en complicidad oscura a un tramposo electo Joe Biden, tal cual se hizo en España con el trepa de saunas gay, el genocida doctor cum fraude.

     Se habla de inculpaciones consistentes: las elecciones fueron amañadas de modo abruptamente patético. En EEUU no hay presidente Biden que valga, a pesar de los malnacidos engañadores que proclaman una victoria inexistente. Antes bien, si es verdad que Trump previno el fraude y posee consistentes pruebas de la estafa, Biden, Kamala Harris y no pocos podrían acabar en la cárcel; si tercia de carácter militar con un acondicionamiento a propósito de detener a los artífices y colaboradores del crimen estatal. Si fuese obligado, controlando diligentemente las calles contra la jauría satánica financiada por Soros. No limits.

      Raudos los manipuladores dan por ganador al que  podría ser un golpista de la peor catadura: Biden. El plumero de la prensa embustera, la mayoría de los medios de comunicación prostituidos sin vergüenza por el neocomunismo globalista, apesta a manipulación. Tanto es el hedor que representan más bien la escobilla del váter infernal donde los demonios del mundo han defecado, para que estos lameculos de la prensa vendida metan sus cabezas alimentándose de la apestosa mierda, alargando las lenguas a la espera del inmundo manjar de la mentira con que se nutren. Íncubos de cloaca amarillista.

     Presurosos los encubridores de genocidios y masacres de un plan de aniquilación universal, muchos hijos de Satanás han colaborado en un golpe de estado contra la democracia de los EEUU, tal cual se provocó en España-indetectado por la pusilánime Oposición a la que se la meten todas dobladas- o Bolivia. Los inmundos periodistas del Diablo han encubierto la urdimbre delictiva del NOM, formando parte de un crimen de lesa humanidad, tomada la verdad como rehén al multiplicarse la pútrida influencia de los basureros goebelianos, a la vez tambien las estalinistas redes sociales que han atentado contra la libertad de expresión incluso del presidente Donald Trump.
     Tan segura se ha conformado a la sombra del Diablo esta inmundicia periodística, que debería ser tratada como organización criminal, incluidos los CEO de Facebook, Twitter, si el líder del mundo libre desde las filas republicanas demostrase el fraude electoral perpetrado en las Elecciones Presidenciales por los demócratas y correligionarios.
    Por cuanto más apesta la hedionda evidencia del golpe criminal contra la democracia, el contragolpe de Donald Trump ante la constatación de la maquinaria delictiva que constituye el globalismo infecto en el mundo, debería ser armado. Armas caladas contra la mentira de una prensa nazi-estalinista, contra los políticos del engaño; contra la hipocresía de un mal extendido, contra desgobiernos asesinos que mantienen secuestradas otrora democracias avanzadas, ergo España. Con las pruebas de las papeletas encriptadas asignar un fusil en la cabeza de cada uno de los responsables, tomando al asalto los medios de comunicación pútridos que han sido cómplices de una acción criminal contra la básica seguridad USA. Una declaración de guerra contra agentes enemigos del comunismo golpista y cuantos posibilitaron la destrucción de los valores occidentales. La ira de Donald Trump sería Justicia divina si es cierto que dejó a los criminales hacer al antojo para que se metieran en la trampa que demostraría los delitos por los que actuar contra toda la podredumbre política, judicial y periodística, incluida la declaración de guerra al especulador infernal Soros y cuantas organizaciones, de tintes satánicos, juegan a dominar el mundo con una pandemia nada casual y aprovechada por hijoputas en España, países de la órbita bolivariana y el comunismo del siglo XXI.
     En el colmo del cinismo más asqueroso, los peores liberticidas han firmado un pacto contra el golpismo de ultraderecha en el mundo. Tanta mierda junta que juzga de fascistas a cuantos se resisten a sus parásitas componendas. Pues ojalá sea porque vean venir las reacciones al engaño de los votos. Porque, al parecer, el presidente Trump encriptó con nanotecnología  las papeletas  y dejó que los confiados delincuentes demócratas ejecutaran la estafa masiva. Si fuese así, aún quedaría esperanza frente a la caterva infernal comunistoide y global.
     De corroborarse el pucherazo de dimensiones bíblicas, Donald Trump debería asumir la misión universal de plantar cara al demonio conjunto de NOM y cortar las cabezas de esta Hidra de Lerna resucitada que pretende devorar el orbe.
      Por especular en el análisis no quede. En estos tiempos nada es imposible; incluso la detención de Zapatero e Iglesias por la DEA. Por soñar con la destrucción del Diablo sobre la Tierra no regateemos posibilidades de que se cumplan los más imposibles pronósticos. El partido global puede que se juegue en EEUU si Trump está capacitado para defender al mundo para que, de paso, nos libere del majadero y maligno desgobierno criminal que ha secuestrado España.
       Es cuestión de tiempo que la gente damnificada por millones en el mundo a causa de la lacra marxista, prefiera la esperanza de un justiciero Armagedón a la perspectiva de sucumbir bajo el arbitrio de psicópatas sin alma que encarnan, verbigracia, esperpentos como el doctor cum fraude y el pandemias en España.
    Trump mira al Cielo desde este infierno terreno. Así pues, Viva Trump y que os den criaturas del averno con y sin moño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Sergio Rico Ayala.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sergio Rico Ayala.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: DiarioAlicante.es: !Contenido Protegido!
DiarioAlicante.es 】» Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia en nuestro sitio web    Ver Más
Privacidad