SERIES: EL PASADO DE NUESTRAS VIDAS de Jorge Girbau Bustos

SERIES: EL PASADO DE NUESTRAS VIDAS de Jorge Girbau Bustos

SERIES: EL PASADO DE NUESTRAS VIDAS de Jorge Girbau Bustos

No voy a decir que todas las series con calidad son del pasado, eso sería generalizar mucho. Pero las series del pasado hace tiempo que siguen vigentes en nuestras vidas. Hoy nos vamos a fijar en series de televisión, muy distintas entre sí, que se realizaron en la década de los setenta del siglo veinte. Estas series tuvieron un impacto mayor que las series de ahora.

Las plataformas tipo Netflix, HBO o Filmix deberían recuperarlas como grandes clásicos. Sería muy didáctico para una generación alienada en series que funcionan a medio gas. Quizá, lo único que puede salvarse son los efectos especiales. Pero, aquí tenemos que darnos cuenta de que lo que impera ahora en el mundo audiovisual no son las historias, sino la industria y el beneficio. Los gustos han cambiado en estos cuarenta años. Para los que fuimos niños en esos años y maduramos con esas historias tenemos otra conciencia del mundo mucho más artística.

Macmillan y esposa (1971). Esta serie siga teniendo interés especial: el protagonista masculino es Rock Hudson, que hace de un comisario de policía que resuelve delitos con su mujer en la ciudad de San Francisco. Es una de las series que debemos recuperar para que las nuevas generaciones conozcan una buena serie de televisión, de como actúa un héroe resolviendo casos de asesinatos. No es por quitarle merito a los detectives televisivos de ahora pero, antes contaban con un glamour actoral que venía de ese Hollywood tan lejano y, a la vez, tan ensoñador.

Yo, Claudio (1976). Sigue siendo un tesoro al que deberíamos cuidar con mucho mimo. Esta joya es una adaptación de los libros históricos de Robert Graves dedicados al Cesar, Claudio, interpretado por Derek Jacobi. Esta serie, además, es interesante por sus actores, entre ellas, cabe destacar a un jovencísimo John Hurt en el papel de Calígula. Yo, Claudio, es un tratado histórico para comprender que la sociedad, la política, y, en definitiva, la vida han cambiado muy poco. Es casi una obligación que esta serie debería visionarse en los colegios, como un apartado de la asignatura de Historia para acercarnos mejor a la vida en tiempo de los Cesares. También podría ser interesante que la todopoderosa Netflix la recuperase en streaming.

Raíces (1977). Esta serie basada en el libro de Alex Haley trata de ser un canto a la libertad en tiempos de la esclavitud negra. ¿Quién no ha oído hablar alguna vez de Kunta Kinte? Kunta Kinte es sinónimo de lucha contra toda forma de opresión al ser humano. Hace poco se hizo una nueva versión de este trabajo pero, nada tiene que ver con la original, que merece mucho la pena recuperarla.


Holocausto (1978). Esta serie tal vez sea la menos conocida de todas. Sin embargo, es interesante rescatarla por dos razones. Una de ellas es que fue el lanzamiento cinematográfico de dos actores muy conocidos ahora: Meryl Streep y James Woods. Y la otra es su historia: como se enfrentan entre sí, en un tiempo diabólico, dos familias en la Segunda Guerra Mundial: la judía Weiss y la nazi Dorf. ¿Por qué merece la pena volver a Holocausto? Porque es una visión original sobre un tema que todavía está cadente en nuestra memoria y, sobre todo, para adquirir más conciencia social.


Después de observar estas series y compararlas con la gran mayoría que se hacen ahora, cabe destacar la calidad de aquellas que he analizado. Ahora bien, ¿necesitamos volver a esa época dorada de las series?, o ¿nos sirve nuestro tiempo para crear imágenes nuevas que nos hagan crear el mundo de hoy? Claro que, no todas las series de ahora son para tirarlas a la basura, porque siempre hay excepciones. Y por otra parte, parto de una premisa: Si el mundo audiovisual está algo convulso… ¿Qué ficción le estamos dando para hacerlo crecer?



1 pensamiento sobre “SERIES: EL PASADO DE NUESTRAS VIDAS de Jorge Girbau Bustos

  1. Me parece excelente el comienzo de esta argumentación que es clara y concisa. Las ideas expuestas nos evocan a una televisión mejor y más variada que la actual ya que también se echa de menos programas culturales y más teatro (aquel famoso Estudio 1) e incluso musicales como Aplauso. Y concursos como El tiempo es oro. Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Sergio Rico Ayala .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios Sergio Rico Ayala.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: DiarioAlicante.es: !Contenido Protegido!