Raquel Mingo, autora de romántica.
Raquel Mingo, autora de romántica.
Raquel Mingo, autora de romántica.
5 (100%) 4 votes

Charlemos

Siguenos en Twitter : ->

El atardecer nos acompaña en Mallorca. La playa de Muro, en la zona Alcunia es nuestro escenario. Dejo mis cosas en la arena y me dirijo a la orilla. Mis pies aprecian que el agua tiene la temperatura perfecta, mis ojos ven un agua cristalina y serena que me avisa que pronto acabará el día.

Alguien aparece junto a mí. Miro. Sonrío. Es Raquel.

La noche se nos ha venido encima.

-Vamos –dice Raquel-. Después de haber disfrutado de esta playa de ensueño vayamos a cenar. ¿Ponderosa Beach, Milano, Can Gavella…?

-Te dejo elegir, Raquel.

Imaginemos que es aquí donde sentadas a la mesa de un chiringuito de playa se realizará la siguiente entrevista.

María: Raquel Mingo es autora de romántica. Entrañable, divertida, espontanea, ¿qué más podemos saber sobre esta autora?

Raquel Mingo: Que detesto hablar de mí. Soy muy introvertida, aunque lo oculto tras una gruesa máscara de buen humor, que por otro lado me ayuda a superar todas esas zancadillas que pone la vida.

Adoro acurrucarme en el sofá, con un humeante té verde, y pasarme horas y horas frente a un buen libro, pero hace una eternidad que ese lujo apenas está al alcance de mi mano, porque el tiempo es un tesoro que se escurre entre mis dedos con demasiada facilidad.

En cuanto a mi yo más profundo, puedo decirte que al contrario que mucha gente creo en la humildad, sueño despierta al menos la mitad del día, tiro de la ironía como válvula de escape, digo por favor y gracias (algo que a mucha gente le choca). Lucho por lo que quiero, con la pasión arrolladora que llevo dentro, y que solo en mis libros me atrevo a mostrar, aunque eso no quiere decir que no vea las cosas de manera cerebral, y lo analice todo y a todos.

Como ves soy un batiburrillo de emociones, complicada, pero brutalmente sincera, sobre todo conmigo misma.

María: ¿Cuándo comenzaste a escribir?

Raquel Mingo: Cuando era pequeña. Tendría doce o trece años. Eran historias cortas, siempre de amor, claro.

Recuerdo que mi padre las encontró una vez y después de leerlas me preguntó: «¿Tú has escrito esto?». Jamás me dio su opinión y yo nunca se la pregunté.

Aún las conservo, aunque hace años que no las saco del cajón, pero forman parte de mí. Siempre quise ser escritora.

María: ¿A quién te gusta leer?

Raquel Mingo: Yo, como creo que todos los escritores de romántica de mi generación, empecé con las grandes: Johanna Lindsey, Julie Garwood, Jude Deveraux, Stephanie Laurens, Jennifer Blake Lisa Kleypas, Kat Martín, Virginia Henley, Jo Beverley, Jennifer Blake… ¡Y muchas más!

Pero de un tiempo a esta parte me he aficionado a los escritores españoles, que tienen mucho talento: Nuria Rivera, Chris de Wit, Isabel Jenner, Nidia Restovich, Adriana Rubens, Sandra Bree, Nunila de Mendoza, Mari Díaz, Ascen Núñez, Alina Covalschi… La lista es interminable, y tu tiempo finito, supongo…

María: Divertida eres un rato. Te hago la siguiente pregunta a ver como me sorprendes ¿Cómo son las críticas que están recibiendo tus novelas?

Raquel Mingo: De “Para hacer contigo lo que quiera” casi todas son maravillosas. La verdad es que siento una opresión en el pecho cada vez que alguien me deja una reseña en alguna de las plataformas digitales, o me cuenta su opinión en Facebook, o en mi página web, diciéndome que mis libros les han encantado. Que alguien a quien no conoces te diga que tus historias le hacen sentir, reír, llorar, odiar, amar, casi tocar la arena del desierto, conocer mejor lugares que nunca han visitado… Es una sensación indescriptible, pero que te da un empujón tremendo para seguir.

Por supuesto no le puedes gustar a todo el mundo —hay quien piensa que es demasiado largo—, pero a mi entender, para conseguir llegar al público a ese nivel, para implicarle en la trama de la novela hasta el punto de que algunos vuelvan a leérselo una vez acabado porque se han “enamorado”, tanto de los protagonistas como de los numerosos secundarios que aparecen en cada novela, tienes que crear una historia sólida, expresar un montón de sentimientos, meterte en cada escena como si solo existiera esa, lograr que todos y cada uno de los personajes tengan alma, y eso lleva tiempo y páginas. Al menos yo no sé hacerlo de otro modo.

En cuanto a “A un beso de perderte”, lleva poco tiempo en el mercado, pero de momento todas las críticas son fantásticas. Y tengo la suerte de que incluso lectoras que solo leen romance histórico me han dado un voto de confianza y se han derretido por la historia de Lariel y Jassmon, algo que me llena de humildad y agradecimiento.

María: ¿Algún proyecto futuro?

Raquel Mingo: Preveo publicar otros tres libros con Selección BdB en próximas fechas.

Los dos primeros pertenecen a una misma serie —Los peligros de enamorarse de un libertino—. Prometí destruirte, amor saldrá el 03 de mayo. En realidad es el primer libro de mi trayectoria como escritora, y para mí significa mucho que al fin vaya a ver la luz. Por supuesto, tratándose de mí, es otra laaaarga historia de encuentros y desencuentros entre dos personajes que están abocados a odiarse. En esta ocasión, sin embargo, es la protagonista femenina, Kana, la que hará cuanto esté en su mano para destruir a su amor de juventud, y Reskan, el que a pesar de tener muy presente el doloroso pasado común, quien luche por crear un futuro para ambos. Y para mantenerles con vida mientras el amor y la pasión florece incluso entre las llamas de la venganza.

El tercero, en el que estoy trabajando actualmente, será la segunda parte del afamado club de los seductores, ya que tengo muchas peticiones al respecto por parte de los lectores.

Cierto, ellos en cierto modo ellos son los que te van guiando. Ahora nos centraremos en tus libros: Para hacer contigo lo que quiera y A un beso de perderte.

María: Para hacer contigo lo que quiera es una novela romántica, pertenece a la serie “El club de los seductores” ¿Cuántos libros componen esta serie? Me gustaría que nos contases un poco de que trata ¡Sin hacer spoiler por supuesto!

Raquel Mingo: Ehhhh… Esta pregunta ya me la han hecho más veces, y sigo sin saber qué contestar.

El problema estriba en que yo no escribo bajo guión, como muchos compañeros, sino que todo surge en el momento en que me siento a escribir, que siempre es escaso y a menudo hasta tenso, porque entre tantas obligaciones es difícil concentrarse.

Le he puesto nombre: “escritora de instinto”. Suena bien. Incluso profesional. Es posible que un día hasta me lo crea, oye.

En un principio la idea es que sean cinco o seis, pero la musa es una dama caprichosa, casi tanto como yo.

Para hacer contigo lo que quiera es arrolladora, descarada, llena de giros, atrevida e intrépida, y creo que he sabido crear una historia diferente de principio a fin, donde la aparente trama: un hombre que vive y respira para ver culminada su venganza hacia su más acérrimo enemigo, y al que no le importa utilizar a la hija de este para aniquilarle.

Nada más lejos de la realidad. Los acontecimientos cambian tanto durante la historia que esta apenas tiene nada que ver con el principio del libro. Creo que hay que leerla para ver la evolución, tanto de los personajes, como de la trama en sí.

En ella se habla del carácter humano, sus debilidades, sus fortalezas, y cómo nos levantamos una y otra vez a pesar de las adversidades. Hace hincapié en la lealtad, la amistad incondicional, los celos, la pasión, y sobre todo en el inmenso poder del amor.

Javerston es un hombre encolerizado, resentido, y torturado, consumido por el odio y la sed de venganza, y solo destruyendo a la persona que se lo quitó todo podrá sentir un poco de paz. O eso espera.

Por eso durante cuatro largos años se ha lanzado a la planificación de una cuidadosa vendetta, observando en la distancia cómo el poderoso conde de Monclair continúa con su vida disipada, sin remordimientos ni castigo, mientras él sobrevive a base de recuerdos, whiskies fuertes y mujeres caras. El dolor y la desesperación son armas potentes, que corrompen el alma, dejando solo desolación y rabia, así que utilizar a la hija preferida del causante de su sufrimiento, una joven inocente, pura y de impecable reputación, se le antoja sencillo e incluso justo.

Pero dos minutos en compañía de la belleza de los ojos cobalto y ya sabe que todo va a cambiar. Detesta no ser capaz de comprenderla, y mucho menos de controlarla, como queda patente en cada ocasión en que se enfrentan, lanzándole a la cara un coraje con el que no contaba, y que le enfurece tanto como le excita. Porque lady Ailena Sant Montiue es sensible e ingenua, pero también valiente, descarada, peleona como una tigresa, sensual, apasionada y única.

Y cuando tienes un bello objeto en tus manos, valioso y extraordinario, ¿no quieres mantenerlo fuera de todo peligro?

Y en cuanto a Ailena, no está en su naturaleza agachar la cabeza y aceptar todo cuanto se le antoje al autoritario y despótico marqués, que sin razón aparente alguna intenta destruirla con cada palabra y acto. Es consciente de que su rebeldía le enfurece, le obliga a reducir su libertad, y aún así sigue tirando del bocado, como una potra salvaje que se niega a ser domada, en un esfuerzo supremo por llegar a romper las riendas que la mantienen presa de su feroz y a veces brutal marido.

María: A un beso de perderte es tu segunda novela ¿Qué podríamos saber de ella?

Raquel Mingo: Es mi primera incursión en el romance actual, y escribirla supuso todo un reto. No solo porque está ambientada en varios países muy diferentes al mío, con sus costumbres, sus ideales, sus diferentes escenarios, la comida típica, o la ropa más representativa, y la documentación siempre es complicada, sino porque ya sea como lectora o como escritora, me he acostumbrado tanto a los lores y las ladies que navegar por el enrevesado mundo de los ceos, los rascacielos, las firmas de alta costura, los últimos modelos de coches, o las mansiones y los áticos de Nueva York, Londres y París me parece… sacado de un libro. Increíble, ¿verdad?

Aún así esta oportunidad me ha servido para darme cuenta de que me encanta la novela contemporánea —leerla, pero sobre todo escribirla—, por lo que espero perderme entre historias enmarcadas en el hoy y el ahora cada vez que tenga oportunidad.

A un beso de perderte es una historia cruda, dura y, cómo no, intensa (creo que es la palabra más repetida de mi vocabulario desde que escribo, pero así soy yo, muy intensaaaaaa…).

La protagonista es una joven rica y mimada que siempre lo ha tenido todo y que tras una fiesta se encuentra en un país extraño, retenida contra su voluntad, para ser la esclava sexual de un loco que no supo aceptar con galantería un no por respuesta.

Jassmon Seveages es un luchador despiadado, en la vida y en los negocios, y maneja ambos con puño de hierro. Le cuesta abrir la puerta de su mundo y dejar entrar a los extraños, pero se niega en redondo a perder a los pocos afortunados que mantiene dentro.

El día que se enfrenta a la cálida mirada de la chica de sus sueños toda su existencia se tambalea, y nada ni nadie puede impedir que vaya en su búsqueda —ni su exigente imperio, ni su controlador padre, ni el maniaco de su captor…—

Claro que lo encuentra al llegar a Arabia no es lo que había esperado, y la joven dulce, risueña y alegre de antaño se ha convertido a base de vejaciones y abusos, en una mujer asustadiza, quebrada y triste. La pálida sombra de lo que fue.

Huirán a través del desierto, con un maniaco asesino que no tiene límites para recuperar lo que considera suyo, enfrentados a las inclemencias de un país extraño, luchando por salvar sus vidas, y tratando de frenar lo que sus corazones no paran de gritar.

El resto es un montón de emociones a flor de piel que estoy segura que llegarán al lector en cuanto abran su ebook. 

María: ¿A qué público van dirigidas tus novelas?

Raquel Mingo: En mi opinión a cualquier lector de novela romántica.

Si te gustan las historias repletas de pasión y sentimientos, en las que siempre está ocurriendo algo, que te mantienen en vilo hasta la última letra, con personajes bien estructurados, intensos y con mucho carácter, que evolucionan a la par del libro, piensa en mí a la hora de elegir tu próxima lectura. Si algo puedo asegurar es que no te dejarán indiferente.

María: Esta pregunta tiene dos extremos, o te horroriza porque tienes un miedo atroz o te fascina ¿Has hecho alguna presentación de tu libro? Si la has hecho me gustaría que nos contases un poco como fue, si todavía no la has hecho, ¿cómo te gustaría que fuese?

Raquel Mingo: De momento mis libros están publicados únicamente en digital, y las presentaciones suelen hacerse cuando los tienes ya en papel.

Como soñar es gratis, y se me da de fábula además, admitiré que ver a mis bebés impresos —como el primer libro que me compré a los diecisiete años con mi propio dinero, y los cientos que vinieron después—, sentada en una mesa frente a cientos de personas (recuerdo que estamos en un sueño, y tengo permitido fantasear a lo grande), fingiendo que no estoy sudando a mares, con el corazón a punto de salírseme por la garganta, sin recordar ni una sola palabra del precioso y extensísimo discurso (cómo no) que pensaba soltar a toda esa buena gente que ha venido a conocerme y a apoyarme (y a comprar mis novelas, claro), y recibir su caluroso aplauso tras lo que al final ha resultado una buena actuación por mi parte (gracias a ese renombrado ingenio que me caracteriza, “humor Mingo” lo llamamos en mi familia), me llena de un calorcillo el corazón, incluso aunque esté soñando despierta.

Pero es que una es una tontorrona romanticona, a pesar de hacerse la dura.

María: ¡Madre mía, es divertidísima! Hemos terminado, pero antes me gustaría hacerte la última pregunta:

¿Dónde se pueden comprar tus libros?

Raquel Mingo: En las principales plataformas digitales del mundo: Amazon, El Corte Inglés, Play Google, Itunes, La Casa del Libro, Megustaleer, Kobo, Nubico…

 

No dejen de visitar sus páginas:

 

https://www.raquelmingo.com

https://www.facebook.com/raquelmingoescritora

raquelmingoescritora@hotmail.com

 

Nos despedimos con dos frases que esconden sus libros, elegidas por la propia autora:

Para hacer conmigo lo que quieras.

“Te he querido incluso cuando te he odiado”

A un beso de perderte.

“Tu cuerpo pueden poseerlo muchos hombres a lo largo de tu vida,

pero tu alma es tu esencia”

-Raquel Mingo-

Espero que os haya gustado. Hasta pronto.

María Torres. “Conociendo al autor. Conversaciones”

https://www.facebook.com/libros.V.Towers/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.