Petrer: Absuelto de narcotráfico dueño de un burdel y condenado por tenencia de armas
Petrer: Absuelto de narcotráfico dueño de un burdel y condenado por tenencia de armas
5 (100%) 1 vote

Un tribunal ha absuelto de un delito contra la salud pública al dueño de un club de alterne de Petrer (Alicante) pero le ha condenado por tenencia ilícita de armas, pues tenía en su casa una escopeta de repetición para la que no poseía licencia.

Siguenos en Twitter : ->

La sentencia, dictada hace unos días por la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Alicante y a la que ha tenido acceso Efe, le impone cuatro meses de cárcel tras aplicarle la atenuante de dilaciones indebidas, al haber transcurrido nueve años desde su detención.

El procesado, Robert Pierre G.M.G., de nacionalidad francesa, fue arrestado el 4 de junio de 2009 por su supuesta implicación en un delito de tráfico de drogas.

La Policía registró el club de alterne que regentaba, en el polígono de Guirney de Petrer, y encontró ocultos, en el falso techo de su despacho, casi 120 gramos de cocaína.

Sin embargo, el tribunal ha determinado que no hay pruebas de que esa droga “fuera propiedad del acusado ni que el mismo conociera su existencia”.

Una de las chicas que trabajaba en el club, que tiene la condición de testigo cuidada, le incriminó en sus afirmaciones iniciales, en junio y julio de 2009, frente el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Elda.

Afirmó entonces que el procesado la obligaba a vender cocaína a los usuarios para saldar la deuda que ella había contraído con el burdel. No obstante, unos meses después, el 16 de octubre de 2009, se retractó de esa versión y narró que fué un camarero quien había escondido la sustancia en el despacho de Robert Pierre G.M.G. por indicación de un colega.

Esa más reciente versión es la que mantuvo a lo largo de el juicio y, de acuerdo con la Audiencia, crea las inquietudes suficientes sobre la responsabilidad del reo como para absolverlo.

“El material probatorio no tiene univocidad y de la rigidez primordiales para fundar una condena”, precisan los magistrados, para todos los que el descubrimiento de la cocaína es “coincidente con alguno de ámbas ediciones” de la testigo “o con ninguna de ellas”. En cambio, sí piensan probado que el sospechoso incurrió en un delito de tenencia ilícita de armas, debido a que la escopeta fue encontrada en su domicilio, con 65.000 euros en efectivo, y carecía de licencia para su posesión.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.