PASANDO PÁGINA

Cerca ya del día en que doce campanadas, como es costumbre, darán fin a este año y paso al siguiente, paso revista como ya se va convirtiendo en costumbre a todo aquello que llamó mi atención e imagino que la de ustedes a lo largo del presente, si bien hasta este ligero resumen va a ir condicionado por esta pandemia que junto con la vida de tantos, se ha tragado también, mucho de lo que podría haber sido noticia.

Enero nos trajo la investidura del que es, en opinión de muchos, el peor gobierno en el peor momento, todo a base de alianzas que el propio presidente había negado no hacía tanto tiempo y que su ansía de poder, le llevaron a abrazar, sin miedo ni a perder el sueño ni a confraternizar con aquellos que asesinaron a muchos militantes socialistas o lo que llevan como bandera el desmembramiento de Cataluña de esta España nuestra, como cantó Cecilia.

Ya sabíamos entonces de que en China había un grave problema de sanidad con un coronavirus, pero a pesar de los avisos que con el tiempo se ha visto, nos había hecho llegar la OMS, aquí seguimos viviendo como si no pasara nada y ni siquiera este gobierno fue capaz de empezar a comprar los suministros sanitarios necesarios, antes de que empezara la fiebre alcista de precios, si bien y como vimos, curiosamente de esas ventas se beneficiaron personas cercanas al P.SO.E., ese que junto con Podemos venía a regenerar la vida política española o al menos eso se habían cansado de decir en las elecciones.

Febrero fue haciendo crecer los rumores sobre lo que ocurría en China, al tiempo que muchos países ya iban cerrando sus fronteras con China y los muertos, aun en no gran número, se iban dando en casi todo el mundo, incluida España. Como ya todos sabemos, conforme se iba acercando el famoso 8 de marzo con esa manifestación feminista en la que socialistas y comunistas luchaban encubiertamente por liderar, empezaron a saltar alarmas que el gobierno fue silenciando automáticamente, para el recuerdo quedarán por siempre las declaraciones de Fernando Simón en las que dijo que aconsejaría a sus hijos si le pidieran opinión que hicieran lo que quisieran, o a Calvo con guantes diciendo lo de nada de besos y sobre todo el video que apareció meses después en que una Montero en su estado más puro, decía a la periodista lo suficiente para entender que el aviso de pandemia estaba dado.

La manifestación en la qué les iba la vida se celebró a pesar de todo y efectivamente, nos fue en ello la vida, pues a la semana es cuando empezó el aumento de casos y de muertes que nos llevó al primer confinamiento y con él al principio de la caída de nuestra economía. Los muertos oficiales fueron al terminar marzo, 7.340, si bien como fuimos viendo y aprendiendo, esta cifra hoy es el día en que todavía no sabemos a ciencia cierta los fallecidos reales, pues el gobierno, con sus cambios de métodos para contarlos, se sigue enrocando en la cifra de 50.000 aproximadamente, mientras INE y Funerarias dan la cifra de 70.000 aproximadamente también. Gran afán el del gobierno comunista por ocultarnos la verdadera cifra, tal vez por su afán en esperar que buenas noticias sobre la pandemia, vayan haciendo olvidar toda la desidia y oscurantismo que están mostrando durante esta pandemia en todos los aspectos de la misma, a pesar de que TVE se convirtió durante esos meses en los que ya estábamos bajo el estado de alarma en una especie de ALÓ PRESIDENTE, en el que cada fin de semana, Sánchez se asomaba a la pequeña pantalla para no decir nada.

La primera ola terminó con el triunfal anuncio por parte del presidente de los plagios de que el virus había sido vencido y por lo tanto nos conminó a los españoles a que saliéramos a la calle, viajáramos, hiciéramos turismo, vida social y eso hicimos y bien que lo pagamos cuando con los últimos coletazos del verano nos encontramos con la segunda ola en pleno esplendor, más nombres que añadir a los que ya nombraban losas y nuevamente el miedo en el cuerpo, sobre todo de los mayores, que son los que se han llevado la mayor parte de los fallecimientos, sobre todo en residencias, esas que supuestamente eran responsabilidad de Iglesias y que rápidamente se quitó de encima en un alarde de irresponsabilidad gubernamental.

Por el camino y hasta hoy, la dejación de funciones del gobierno, cargando toda la responsabilidad a las autonomías y convirtiéndonos en el único país de Europa con 27 formas distintas de hacer frente a la enfermedad y con una enconada lucha del gobierno con una de ellas, Madrid, ante la buena gestión que de la pandemia iba haciendo, sin necesidad de encerrara toda la comunidad y sin necesidad de asfixiar a la hostelería, tal y como Sánchez y sus secuaces siguen haciendo.

Anuncios grandilocuentes de ayudas que no han sido tales, préstamos que se tienen que pagar, ERTES que han traído ruina a muchos hogares que ya vivían al límite antes de pasar a cobrar el 70% del salario, aumento de las colas del hambre, anuncios de un Ingreso Mínimo Vital que a pesar de los meses transcurridos, solo ha llegado al 40% de los necesitados. Y luego lo que ya llevamos padeciendo muchos meses, las citas con el médico han pasado a ser telefónicas, al igual que las citas en el SEPE, la S.S. y el resto de los organismos más utilizados. Los bancos han aprovechado para limpiar personal e ir probando como les irá con el tema del cierre de sucursales, con colas en las primeras horas de la mañana a la puerta de las sucursales, como si fuéramos ya esa Cuba o Venezuela en que Iglesias quiere convertirnos y ya se ha hecho común el ver a los ancianos acompañados por hijos o nietos a la hora de acudir al cajero automático, ya que por su edad no están por la labor de aprender los nuevos métodos. Eso sí, los bancos han subido sus comisiones y el estado a pesar de prestar menos servicios no nos descuenta nada de los impuestos que pagamos.

Y tal vez podría estar aquí contando y contando, hasta esas campanadas del próximo 31, pero no, no quiero hacer la lectura pesada ni el bueno de Sergio lo permitiría, así que me despido de vosotros hasta el año próximo, en que confío que esa vacuna que ya ha fallado en su primer día de distribución, nos de la tranquilidad necesaria y nos devuelva la normalidad, la buena, la de siempre, no esa nueva que se inventó el nefasto Sánchez y que a la hora de la verdad no ha servido para nada.

 

FELIZ AÑO NUEVO Y QUE EN EL 2021 SEAMOS MÁS FELICES DE LO QUE HAYAMOS PODIDO SER EN ESTE QUE TERMINA.

©Fernando García, diciembre 2020.

 

Por Fernando

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Diario Alicante.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Diario Alicante.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Diario Alicante: El Periódico Digital de Alicante y Provincia

Diario Alicante con la Actualidad de Información de Noticias al Día.

Diario Online líder de información en Español


Diario Alicante: El Periódico Líder de Audiencia en Alicante.

Alicante: !La ÚLTIMA hora de Alicante en DiarioAlicante.es

Sigue la Actualidad de Alicante y Comunidad Valenciana


Diario Online de INFORMACION Alicante

Toda La Información en Alicante y Provincia.

error: DiarioAlicante.es: !Contenido Protegido!
DiarioAlicante.es 】» Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia en nuestro sitio web    Más información
Privacidad