mayo 8, 2021

Diario Alicante: Periódico Líder en Alicante.

La fijación delictiva parece política pero es en realidad una ambición del ego capaz de matar. No está loco para eximirlo de carga. En Pablo Iglesias no cabe una afección psicológica reconocible que no sea la inherente a la educación recibida. Antes que bipolar según sus actos en el gobierno, Pablo Iglesias padece una afección moral crónica que le impide poseer consciencia. Consciencia normalizada pues la ignorancia de la genética retorcida le impide reconocer otra que no sea la del sucedáneo con que se rigen los tiranos deformando la realidad a conveniencia. De conciencia ni nombrarla: es alérgico a la capacidad de reconocer sus muchos fracasos devenidos de una maldad congénita. Un unipolar trastornado por la herencia. Que sea un solemne ignorante, no le excusa el ridículo en una autoconfianza enfermiza. Si da asco, se comprende. Él es así de complejo y simplista. Un ser conformado de contradicción y deshonra. No cabe sacar más. Mucha malicia y arribismo, nada más, crecido en libertad para abortar la democracia. En el infierno lo esperan con la etiqueta de hijo de satanás para castigar su derrota. Esa fijación de lo ambicioso por maldad, le hace pasar por estúpido.

El poder corrompe pero hay quienes nacen corruptos con el destino de la malignidad. Es su caso porque se mueve con el instinto depredador del mediocre que convierte la existencia en una estúpida oda al ego, aunque el doctor cum fraude si en estupidez iguala, en ego lo sobrepasa; más que nada porque a la afección moral éste si suma graves psicopatías.
España clama para que lo cese otro que tal baila. Dos criminales en la sospecha mientras la Justicia los encubre como genocidas, tal y como sabemos cuantos perdimos a nuestros seres queridos en las garras de un protocolo criminal.
Aunque una gran plataforma de socialistas honrados, así parezca un oxímoron no hay sanchistas, pida su cese inmediato por traidor y cizañero contra nuestra democracia, el bolivariano se apalanca a sabiendas de que sin poder será muy difícil justificar el tren de vida propiciado por las narcodictaduras. Además descubriría lo cara que sale la consulta del psiquiatra.  Si expulsan a la otra que aparenta graves irregularidades mentales, solapadas por su ambición degenerada con cartera ministerial a capricho, los dos terminan en el manicomio. Mal final sería tan fulgurante marquesado que escribe las peores páginas de la Historia de España. Los dientes servirán para morder la poltrona si el culo no se le aguanta. Quizá los tribunales lo despeguen.

  Diario Alicante: El Periódico Digital de Información al Día en Alicante y Provincia.

Descarga la App Oficial de: Diario Alicante

App Diario Alicante

【 Categorías VIPS 】»

【 Síguenos En】»

Diario Alicante: Líder en Información de Noticias de la Comunidad Valenciana y España

error: DiarioAlicante.es: !Contenido Protegido!
DiarioAlicante.es 】» Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia en nuestro sitio web   
Privacidad