Novelda: presenta unos presupuestos de “resistencia y contención” para 2019

Novelda: presenta unos presupuestos de "resistencia y contención" para 2019

El montante fijado en 20,3 millones de euros se reduce en 400.000 € respecto a 2018 y aplica por primera vez el criterio de caja para impedir gastos basados en ingresos ficticios

El equipo de gobierno de UPyD-PP-No Adscrito presentará a pleno para su aprobación el presupuesto municipal de 2019 por un montante total de 20.365.355 euros, casi 400.000 euros menos que el de 2018, que incorpora por primera vez el criterio de caja con el objetivo de evitar que se puedan realizar gastos en base a ingresos ficticios y destina 500.000 euros a inversiones.

El alcalde, Armando Esteve, y el concejal de Gestión Económica, Ricardo Moreno, han presentado un documento presupuestario que han calificado de “coherente, prudente, riguroso y de contención” en el que por primera vez se aplica el criterio de caja para efectuar gastos en sustitución de la base de los derechos reconocidos que, según Moreno, en algunos momentos pueden crear “tensiones de liquidez”.

En la presentación del proyecto de presupuesto para 2019, que ya ha sido entregado a los grupos de la oposición, estudiado en comisión informativa y que será debatido en pleno extraordinario el 5 de diciembre, Armando Esteve ha destacado que la línea económica que ha seguido el equipo de gobierno durante los últimos cuatro años años “está dando sus frutos, con resultados tan evidentes como la reducción de la deuda a la mitad, el pago a proveedores en el plazo legal de treinta días, la desaparición de deuda oculta y que los ingresos corrientes cubran el gasto corriente”.

Máxima prudencia

Esta situación permite al gobierno municipal “ahondar más en el rigor presupuestario” e incorporar el criterio de caja a la hora de presupuestar los ingresos ordinarios, de forma que solo quedan reflejados los ingresos que “realmente se materializan” frente a los derechos reconocidos que en ocasiones no son reales. Se trata, indicaba el alcalde, de un criterio de “máxima prudencia” que impide que se pueda gastar “algo ficticio o ingresos falsos, como ha ocurrido durante años en este Ayuntamiento”.

Balón de oxígeno

La consecuencia inmediata de la aplicación de este nuevo criterio será que parte del gasto deberá aplazarse hasta la aprobación de la liquidación presupuestaria del año anterior, algo que puede parecer “contraproducente para los intereses políticos” pero que, matizaba Esteve, “pone de manifiesto que este equipo de gobierno piensa a medio y largo plazo porque en caso de que la liquidación sea positiva, como viene ocurrriendo en los últimos años, el próximo gobierno municipal encontrará un balón de oxígeno que le permitirá efectuar gastos en base a ingresos reales”.

Continuidad hasta 2023

El responsable de Gestión Económica, Ricardo Moreno, ha señalado que este tipo de presupuestos de “resistencia y contención”, caracterizados por la “rigurosidad”, deberían mantenerse hasta 2023, año en que acabarán de amortizarse los diferentes préstamos que tuvo que concertar el Ayuntamiento para hacer frente al pago de deuda pendiente, contraída fundamentalmente entre 2007 y 2011.

El presupuesto municipal para el próximo año, que se reduce en casi 400.000 euros con respecto al de 2018, contempla un ingreso extraordinario de casi 250.000 euros derivados de los impuestos indirectospor el desarrollo de la zona de Bermármol y destina cerca de 500.000€ euros a inversiones que serán posibles, matizaba Moreno, por el ahorro conseguido con la amortización anticipada de seis préstamosa lo largo de este año.

Las inversiones con recursos propios previstas para 2019 se centrarán en mantenimiento, accesibilidad y reparación de edificios públicos, infraestructuras, parques y jardines, mejoras en vías públicas, asfaltado de caminos rurales y reforma de instalaciones deportivas.

Los “vicios del pasado”

De esta forma mientras incrementa el gasto en protección y promoción social, sanidad, cultura, deporte, educación y comercio se reduce el destinado a la amortización de deuda pública. Asimismo se contempla un fondo de contingencia de 300.000 euros previsto para hacer frente, anunciaba el responsable económico, a futuras sentencias judiciales como la derivada del pago erróneo de certificaciones de la obra del Conservatorio de Danza o las reclamaciones de intereses por la demora en los pagos.

En definitiva se trata de un presupuesto, en palabras de Ricardo Moreno, que “tras años de esfuerzo y contención para bajar a la realidad las expectativas de ingresos, con la evidencia de la mejora de los datos económicos municipales, trata de aplicar un principio que debe garantizar que en los próximos cuatro años este Ayuntamiento salga del agujero en que estaba metido y no vuelva a caer en los vicios del pasado”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: DiarioAlicante.es: !Contenido Protegido!