¿Matan a nuestros padres y sigue la farsa sectaria antifranquista?

¿Matan a nuestros padres y sigue la farsa sectaria antifranquista?

¿Matan a nuestros padres y sigue la farsa sectaria antifranquista?

Debería hacérselo revisar es un comentario que hoy he escuchado en dos ocasiones distintas acerca de la misma ministra Carmen Calvo, la poyato, cuando anunciaba seguir la agenda de la memoria democrática después del reciente genocidio de cincuenta mil personas. La vida de mi Padre no tenía precio ante esta comparsa psicópata de Satanás. 

Antes de pasarse por el forro de las bragas la Ley de Amnistía que posibilitó 40 años de convivencia incluso con el beneplácito del PCE incorporado junto a todos en la democracia, años antes la ruin inútil y acomplejada como ministra de Igualdad decretaba el fin del romanticismo. La muy payasa viva del averno. Repugnaba ya, entonces con el marchamo del miserable zETAp con relevo del no menos felón trepa de saunas gay. 

 “Esa no sabe lo que es el amor…”, decía una amiga a propósito de las medidas absurdas que pretendía implantar la ministra-de un gobierno que nadie había votado-que ya en su momento zapaterista fue protagonista gubernamental de vergüenza ajena. Debería hacérselo revisar es lo que se dice cuando se observa que alguien no está bien de la cabeza, pero quizá el problema no era solo mental cuando declaraba que: “hay que acabar con el estereotipo del romanticismo porque es machismo encubierto”. Lo cierto es que si era una  presunta fracasada en el aspecto personal, no se debía permitir que su amargura y sus complejos alteraran la natural esencia amorosa, por siglos civilizados, de la relación entre mujeres y hombres y el arte de la seducción.

Carmen Calvo tenía todas las papeletas para convertirse en la primera transgénero del género indefinido-definido, de lo no generado más allá de su condición degenerada o generada, que ya dudaba uno con tanta estulticia. Quizá era un poco lioso el concepto pero había que curtirse en el nuevo lenguaje inclusivo que la , le, lo ministro-a-e de Igualdad pretendía pidiendo a la RAE que revisase los géneros de la Constitución para adaptarla a los españoles-as-es de nueva generación-a-e.

Pero se veía excesivamente complicado. Quizá por atajar problemas y ahorrar el trabajo a los académicos, fue mejor examinar qué era esa Carmen Calvo, aparte de lo que parecía ser y era lo que parecía, que diría Rajoy.  Acabábamos con las imbecilidades cuando la RAE no se plegó al capricho de los descerebrados pico dañinos… hasta que el PSOE sanchista, malditos sean vivos o muertos, provocó el genocidio que debería clamar venganza sin amnistía que valga. 

 Se sigue reivindicando sectarismo carroñero como si no hubiesen provocado la matanza que asesinó a nuestros padres. Malditos hipócritas y vivos. Malditos engañabobos inmundos. 

Dan asco muy visceral los genocidas y esta “poyato”. Con sus estupideces ilimitadas estamos comprobando en pleno siglo XXI que una mujer no es  cualquiera. Hay que ganarse esa dignidad frente al esperpento mundial de la radicalidad. Ser mujer es un privilegio cuando se es mujer de verdad. Las más afamadas feministas de la Historia aborrecerían esta falsificación de la otrora histórica naturaleza, proverbial, de la femineidad admirable, pulcra, inteligente y excepcional que ha hecho progresar al mundo… ¿para sufrir este punto de inflexión que actualmente padecen muchas sociedades? Pero la mujer genuina prevalece y aborrece todo lo devenido de esta artificiosa reivindicación extremista que algunas abanderan con simiesco descaro, siendo una estafa sufragada por el especulador sin conciencia George Soros.

Analizando la absurdez que insulta a la inteligencia, de esta otrora ministra de Igualdad que parecía cargar frustraciones de infancia, adolescencia y madurez no aprovechadas-como la ridícula Montero ahora-con una permanente obstrucción neuronal y severa falta de lógica básica durante toda su vida, era de consideración que los políticos fueran examinados para garantizar el bienestar de los ciudadanos. Luego llegó la pandemia que usaron para politizar el dolor. Asesinos. 

Visto el percal de mierda de un desgobierno criminal, deberían los políticos pasar exámenes rigurosos-en busca de alguna patología- y de cuantos factores inciden en cierta complejidad mental-o simpleza-que muy seguramente nunca fue tratada. La mente también debería ser examinada con meticulosos análisis que pudieran explicar las mermas alarmantes que algunos manifiestan en cuanto abren una boca. Muestra de ello es la paradigmática deficiencia sobre la valoración del esfuerzo ajeno que le hizo declarar durante el gobierno del nefasto Rodríguez Zapatero: el dinero público no es de nadie. La Calvo no tiene desperdicio siendo un desperdicio amoral. Deficiencia o caradura, en todo caso hablan del elemento-elementa que vicepresidía, por fin, un gobierno marrullero y traidor hecho a la medida de sus necedades dignas del esperpento histriónico que asolaba las sociedades a diario. Después mataron a decenas de miles de personas e inexplicablemente: ¿siguen dispuestos a dañar la convivencia después de tomarse sociopáticas vacaciones? La Parca fue generosa con criminales de lesa humanidad. En demasía, alimañas del crimen impune. 

Continúa la aberración de esta mamarrachada comandada por un egocéntrico estafador sin alma. Como el fulano doctor cum fraude son las fulanas del engaño persistente. Tratar un problema de enfermedades mentales, ergo egos desbocados de vergüenza ajena, podría haber ahorrado muchos sufrimientos masivos cuando gentes con influencia social-las saunas gay son un gran trampolín del socialismo en España-retorcieron las reglas de convivencia por no tratarse los complejos personales. Soluciones había muchas para abordar problemáticas de actitud antes que convertir una aberración en normativa y matar a toda una generación. 

Carmen Calvo siempre poseyó, además de una cara de asco perpetuo, un aire de impotencia de quien quiere y no puede, enrarecido de singularidades que retorcían la visión normalizada de la gente sana y que disfrutaba la vida. Hoy está enterrada y ella, suerte de los malditos, sobrevive al 8 de marzo. Eso es lo que se sonsaca de sus ridículas pretensiones de infelicidad marginal que convirtió en criminal. Nunca disfrutó de los detalles que ensalzan la  existencia a pesar de sus durezas. Así se explicaría por qué estando amargada personalmente, la agria expresión de su cara siempre fue todo un poema de mal gusto que no rimó con la felicidad en ningún aspecto de su existencia,  pretendiendo la amargura a toda una España que ni la esperaba ni la recordaba de tan grotesco y miserable rastro que había dejado para ser olvidada desde la Junta de Andalucía del anterior pesebre sucialista. Que no amargase la existencia de personas sencillas, normales y que solo buscaban vivir y dejar vivir a los demás era demasiado pedir a la soberbia estúpida que impulsa su evitable vida. Ni que fuera tan difícil si se sabía apreciar la dulce armonía del amor correspondido más allá de hablar con alcaldes por teléfono en bragas. 

Esa de la memoria democrática es corresponsable de un genocidio reciente y vive con la misma caradura que ni el coronavirus le arrancó permaneciendo viva. Y mi Padre y el de mi mujer muertos por protocolo criminal, sin velarlos y enterrados en soledad. 

Así se meta la memoria desmemoriada toda esta turba desalmada, por donde les amargue Satanas cuando se vayan a tomar por culo, eso sí, velados y enterrados en compañía carroñera. Lo peor, cadáveres en vida, os vendrá después. Va por los inocentes que asesinásteis, psicópatas, majaderos. Quién os pillara, jurídicamente. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Sergio Rico Ayala.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sergio Rico Ayala.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: DiarioAlicante.es: !Contenido Protegido!
DiarioAlicante.es 】» Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia en nuestro sitio web    Ver Más
Privacidad