Los menores del Hospital General Universitario de Elche irán a quirófano y a otras unidades al volante de un coche eléctrico

Los menores del Hospital General Universitario de Elche irán a quirófano y a otras unidades al volante de un coche eléctrico

Los menores del Hospital General Universitario de Elche irán a quirófano y a otras unidades al volante de un coche eléctrico

La medida contribuye a rebajar la ansiedad de los más pequeños ante determinadas situaciones

La iniciativa se enmarca dentro del Plan de Humanización de la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública

El Servicio de Pediatría del Hospital General Universitario de Elche cuenta ya con dos coches eléctricos destinados a que los pequeños/as ingresados en el centro se desplacen a quirófano o a otras áreas para la realización de determinadas pruebas diagnósticas o recibir tratamientos terapéuticos.

Así, los menores que tengan que realizarse radiografías, ir al hospital de día y en definitiva tengan que realizarse pruebas médicas que les generen inquietud, o tengan que ser intervenidos quirúrgicamente, se desplazarán a partir de ahora en estos coches a las distintas unidades y áreas, sustituyendo así a las camas articuladas, siempre que su patología lo permita.

Estar ingresado en un hospital es en muchas ocasiones un motivo de ansiedad para los niños y niñas que en el centro hospitalario se sienten fuera de su zona de confort. Por ello, con la adquisición de estos vehículos se pretende reducir esta ansiedad y estrés ante determinadas pruebas o intervenciones y convertirlas en un momento mucho más llevadero.

Entre las ventajas de estos desplazamientos motorizados destaca también la creación de un vínculo de confianza entre el menor ingresado y el profesional sanitario que lo atiende, que de esta forma estrecha lazos con el paciente y la familia.

Los dos vehículos cuentan con control remoto de manera que un adulto será el encargado de dirigirlos por el centro hospitalario hacia su destino. Se procurará que este adulto encargado sea el propio padre o madre del niño/a, lo que contribuirá aún más a tranquilizarlo al convertir la situación en un juego familiar.

En ese sentido el Dr. José Pastor, Jefe de Servicio de Pediatría del Hospital General Universitario de Elche, explica que: “Siempre que un niño entra en el hospital, se genera una situación de estrés que deriva en ansiedad cuando debe ser trasladado a quirófano para ser intervenido, al Hospital de día Pediátrico para la realización de intervenciones menores o al Área de Radiología para exploraciones complementarias complejas. Ahora estos traslados formarán parte del juego, con la participación de los niños junto a sus padres, que acompañarán al niño hasta el lugar donde se iniciará la sedación”.

“Esta situación de estrés se ve incrementada en los niños que son seguidos por la Unidad de Hospitalización Domiciliaria y Cuidados Paliativos Pediátricos, que también atiende a los niños diagnosticados de cáncer. Para ellos, cuando sea necesario acudir al hospital para la realización de pruebas o recibir medicación, la experiencia será mejor tolerada al poder hacerlo jugando y acompañados por sus padres”, continúa el especialista.

 

“La colaboración de todos los profesionales también está siendo muy importante desde el primer momento, especialmente la enfermería y las maestras de la Unidad Pedagógica Hospitalaria por su gran implicación en hacer más placentera la estancia de los niños en el Hospital”, concluye el doctor Pastor.

Los dos coches eléctricos han sido donados por la Liga Nacional Contra el Cáncer Infantil (LINCECI), que contribuye así, de manera desinteresada, al bienestar de los niños y niñas ingresados en el hospital ilicitano y a quienes la Dirección del hospital quiere agradecer públicamente su inestimable ayuda.

LINCECI ha donado los coches eléctricos a través de su proyecto “Red Alegría” que consiste en una cadena de buenas acciones voluntarias que van tejiendo una gran Red que finalmente consigue ayudar a niños en distintas situaciones, algunos son niños sin recursos, otros niños enfermos de cáncer o ambas cosas a la vez.

Dentro de estas acciones, la Asociación cuenta con un programa específico denominmado “Valientes al volante” que consiste preciesamente en donar coches eléctricos a los hospitales para los desplazamientos de los menores por el centro.

 

Plan de Humanización

Esta iniciativa forma parte del Plan de Humanización que está llevando a cabo la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública, y cuya finalidad es ofrecer mayor confort, tanto a pacientes como a profesionales, en los centros públicos sanitarios.

La adquisición de los coches eléctricos es sólo una de las acciones del Plan de Humanización, ya que el Hospital General Universitario de Elche cuenta con otras iniciativas de humanización como la decoración con motivos infantiles de las Urgencias Pediátricas y las salas de espera de las consultas pediátricas, o las diversas actuaciones musicales llevadas a cabo en distintas zonas del hospital y que tienen  como objetivo amenizar la estancia de los pacientes.

Otras medidas destacadas son la flexibilidad de los horarios de visita en unidades como la UCI Quirúrgica o en Neonatología, y las lecturas infantiles desarrolladas en la Planta de Pediatría por los alumnos del Instituto ilicitano La Asunción.

El objetivo del Plan de Humanización es hacer más cómoda la estancia de los pacientes en el hospital e intentar, en la medida de lo posible, desdramatizar y facilitar su experiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: DiarioAlicante.es: !Contenido Protegido!