La religión y su influencia en la salud

0
206
La religión y su influencia en la salud
La religión y su influencia en la salud
La religión y su influencia en la salud
5 (100%) 2 vote[s]

Contrario a lo que puede llegar a pensar la sociedad en su mayoría, la religión tiene sus puntos positivos y ventajas a la hora de mantener una salud estable y en la recuperación de alguna dolencia. Su influencia va más allá de lo conocido y explorado por el hombre.

La religión influye de diversas maneras en la salud de los individuos, generalmente para mejor.

Las formas en la que repercute en nuestro cuerpo son las siguientes:

Paz, tranquilidad, estrés y equilibrio emocional: El saber que uno se encuentra protegido y que tiene un punto de apoyo como en la religión lo es Dios y los santos brinda mucha serenidad en uno.

Se podría decir que el creer elimina mucha de nuestras preocupaciones diarias, que pasan a segundo plano.

Además, esta presencia es mucho más perceptible por uno, ya que no es lo mismo que “tener posibles ayudas”, como podría ser un amigo o familiar, sino que se percibe directamente como activa.

Comportamientos saludables en leyes religiosas: De por sí la mayoría de las religiones se compone de ciertas reglas o mandamientos a seguir, y entre ellos suelen encontrarse algunos que son muy beneficiosos para la salud, como pueden ser reglas referidas al sexo, al compañerismo, vicios, entro otros puntos.

Oración intercesora: Sin explicación científica encontrada, hay estudios que demuestran la eficacia de este tipo de oraciones en la mejora de unos pacientes sobre otros, inclusive si los pacientes por lo que se pide desconocen totalmente el hecho.

Indirectamente: La caridad es casi un “síntoma” de una religión bien llevada, y cuando de salud se habla, esta interfiere de muchos modos sobre la misma.

Así como la religión incide en sus adeptos, también lo hace cuando uno de sus seguidores contribuye satisfactoriamente con la sociedad, ayudando así a que su prójimo mantenga o mejore su situación.

Los efectos psicológicos fomentados por la religión, como el apoyo social, intervienen de manera beneficiosa en esta área.

Esto a su vez reduce la tasa de suicidios, disminuye la depresión y mejora el autoestima, sobre todo en ancianos, que suelen verse más cercanos a la muerte, con mayores problemas de salud y excluidos socialmente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.