La mortalidad por COVID-19 en pacientes con cáncer podría cuadruplicar la de la población general
  • Los expertos aseguran que los daños que ha causado la pandemia en los pacientes oncológicos pueden incrementar la mortalidad de estos en los próximos años

 

  • La vacunación contra el Sars-CoV-2 puede suponer un punto de inflexión para este sector de la población

 El paciente oncológico es uno de los grupos más vulnerables ante la pandemia causada por la COVID-19, debido a diversos factores como el colapso producido en los sistemas de salud nacionales e internacionales, impidiendo que determinados pacientes pudiesen acceder correctamente a sus tratamientos. Así lo han explicado expertos de primer nivel en la presentación de la jornada “La Sindemia del Cáncer: una emergencia sanitaria”, organizada por la Fundación ECO, que busca reflexionar sobre la sindemia (término que une los conceptos de sinergia y pandemia) del cáncer en el contexto de crisis actual.

La sesión ha estado inaugurada por el Dr. Vicente Guillem, presidente de la Fundación ECO, y ha contado con la participación del Dr. Valentín Fuster, director del Mount Sinai Heart, director Médico en The Mount Sinai Hospital (Nueva York) y director general del CNIC; el Dr. Carlos Cordón-Cardo, director del Mount Sinai Health System Department of Pathology (Nueva York); y el Dr. Adolfo García-Sastre, director del Global Health and Emerging Pathogens Institute, Mount Sinai School of Medicine (Nueva York).

Según ha explicado el Dr. Guillem, la mortalidad por COVID-19 en pacientes con cáncer “podría cuadriplicar la de la población general, y así lo ha corroborado un estudio elaborado por miembros del Servicio de Oncología del Hospital Infanta Leonor de Madrid y de la Universidad Complutense de Madrid[1]”. Y es que la patología oncológica sigue siendo una de las principales causas de morbi-mortalidad en España, estimándose alcanzar los 277.394 casos en nuestro país en 2020.

Los expertos aseguran que los daños que ha causado la pandemia en los pacientes oncológicos, a través de los retrasos en la administración de tratamientos, evaluaciones y exámenes de detección precoz, así como la suspensión o modificación temporal de programas de investigación clínica, pueden incrementar la mortalidad de estos pacientes en los próximos años.

En este sentido, el Dr. Adolfo García-Sastre asegura que la vacunación contra el Sars-CoV-2 puede suponer un punto de inflexión para este sector de la población. “Los pacientes con cáncer son uno de los grupos de riesgo claros de enfermedad severa por infección con SARS-CoV-2.  Por tanto, el que los datos de los ensayos clínicos con las vacunas de COVID-19 sean tan buenos es una noticia fabulosa, pero aún nos queda el reto de que esa vacunación sea lo más rápido posible para acabar con el riesgo que representan los contagios, no solo para los pacientes con cáncer, sino también para todo el mundo”, afirma.

Por su parte, el Dr. Valentín Fuster ha querido incidir en la importancia de que los enfermos continúen sus visitas al médico y sus tratamientos, ya que “los hospitales son espacios seguros y seguir las indicaciones y pautas que les dan sus oncólogos es vital para su pronóstico”.

Paralelismos con el cáncer

Determinar estadios en una patología, al igual que se realiza en el cáncer, puede contribuir a disminución de la ansiedad del paciente y supone una guía para el médico. En este sentido, el Dr. Cordón-Cardo ha publicado, junto a otros colegas, un paper en la revista Cancer Cell donde se realiza un estadiaje de la COVID-19, al considerar que esta tiene muchas similitudes con el cáncer, dado que se trata de que es una enfermedad que utiliza los vasos sanguíneos para moverse del punto de origen a un punto más lejano.

“Si el virus entra por la nariz o por la boca y afecta a otros órganos como el hígado, el intestino, los riñones o el cerebro, lo hace igual que las células neoplásicas metastacitantes. La metástasis no es un fenómeno único del cáncer, sino que es un fenómeno que presentan también virus y bacterias. Cuando un patógeno va de un punto de origen a un punto anatómico distinto, cercano o lejano, esto es un proceso de metástasis”, ha señalado el Dr. Cordón.

En este punto, los procesos de estadiaje contribuyen a hacer una conexión entre lo que es la patogenia (el origen de la enfermedad) y el daño tisular, el daño a los distintos órganos que esta enfermedad puede producir, y hacer una relación de este daño pato-fisiológico con el tipo de test concreto de laboratorios.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Diario Alicante.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Diario Alicante.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Diario Alicante: El Periódico Digital de Alicante y Provincia

Diario Alicante con la Actualidad de Información de Noticias al Día.

Diario Online líder de información en Español


Diario Alicante: El Periódico Líder de Audiencia en Alicante.

Alicante: !La ÚLTIMA hora de Alicante en DiarioAlicante.es

Sigue la Actualidad de Alicante y Comunidad Valenciana


Diario Online de INFORMACION Alicante

Toda La Información en Alicante y Provincia.

error: DiarioAlicante.es: !Contenido Protegido!
DiarioAlicante.es 】» Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia en nuestro sitio web    Más información
Privacidad