marzo 4, 2021

Diario Alicante: Periódico Líder en Alicante.

Poca gente habla de las niñas y niños, pero lo cierto es que son una víctima más de las restricciones que estamos sufriendo hoy en día, ya que necesitan disfrutar mínimamente de su infancia, la importante Fundación de defensa de la infancia Save the Children señaló que los hogares vulnerables han empeorado considerablemente su situación por la crisis de la Covid-19, viendo reducidos sus ingresos en un 31% hasta situarse de media en tan solo 6.942 euros anuales, esta es una de las conclusiones de la encuesta que ha realizado la organización después la declaración del estado de alarma en su día.  ”La situación de estos hogares es muy precaria. O no tenían trabajo previamente o lo han perdido a raíz de la crisis. Esto va a tener consecuencias negativas en los niños y niñas. Numerosos estudios demuestran la conexión entre la situación laboral de los padres y madres y el éxito escolar de los hijos. A mayor inestabilidad laboral menor probabilidad de que los menores obtengan el graduado escolar a los 15-16 años y mayor de que dejen los estudios”, explica Catalina Perazzo, directora de Políticas de Infancia y Sensibilización de Save the Children.

 

Los niños y niñas más vulnerables son también quienes más dificultades han tenido para seguir con su educación. El 39% de aquellos que participan en los programas de la ONG ha sufrido la brecha digital y el 64% lo ha tenido difícil para seguir el ritmo escolar por diversos motivos, principalmente falta de tiempo y de conocimientos por parte de los adultos para apoyarles (por desconocimiento del idioma o bajo nivel de estudios). Save the Children ha preguntado igualmente cómo ha afectado la crisis de la Covid-19 al bienestar de los niños y niñas y sus progenitores. El 72% de los menores y el 77% de las personas adultas acusan un empeoramiento de su salud emocional y el 55% de las familias reconoce un aumento de los conflictos en el hogar en los últimos meses entre los progenitores y sus hijos. Entre los motivos del aumento de los conflictos destacan el estrés, la falta de espacio en las viviendas, las preocupaciones familiares y el aburrimiento.

 

La ONG ha detectado tiempo después del estado de alarma que se dictó en su día 29 casos de violencia hacia la infancia, en un 52% hacia niñas. A su vez, ha reportado 94 casos de violencia intrafamiliar y 73 casos de violencia de género. La emergencia ha dificultado mucho la detección de nuevos casos y el seguimiento de aquellos en los que se tenían sospechas o indicios, llegando en ocasiones a no poder ni siquiera contactar directamente con las presuntas víctimas, algo preocupante que ha sucedido en muy poco tiempo.

Para apoyar a las familias más vulnerables en la emergencia provocada por el coronavirus, Save the Children ha desarrollado la intervención #ATuLado, que se centra en el acceso a una alimentación básica, el refuerzo escolar y la atención psicoterapeútica online. Esta intervención está siendo posible gracias a la colaboración de CaixaProinfancia, programa impulsado por la Obra Social la caixa.

 

Sobre Save the Children

Save the Children es la organización independiente líder en la defensa de los derechos de la infancia en todo el mundo. Trabaja desde hace más de 100 años para asegurar que todos los niños y niñas sobreviven, aprenden y están protegidos. Actualmente la organización opera en más de 120 países.

 

En España trabaja desde hace más de 20 años con programas de atención a los niños y niñas más vulnerables, centrados en la infancia en riesgo de pobreza o exclusión social. A través de sus programas en España, proporcionan una atención integral a los niños, niñas y sus familias para que la situación económica o de exclusión social en la que viven los niños no les impida disfrutar plenamente de sus derechos y puedan alcanzar el máximo de sus capacidades, save the Children realizará un nuevo estudio sobre cómo afecta todo esto a los menores.

 

Yo mismo que escribo este artículo me he apuntado desde el principio de la pandemia a diferentes voluntariados con intervención directa con menores en riesgo y por lo derechos de la infancia, pero sin embargo no he podido desarrollar ni uno, los parques precintados y nadie sin pensar en dejar un mínimo ocio para desarrollar adecuadamente la infancia de los menores aunque sea cumpliendo medidas de seguridad, sorprende ver que los niños no puedan desarrollar mínimamente su ocio ni siquiera en las asociaciones y que por ejemplo los cazadores puedan salir al monte a pegar tiros sin restricción alguna, también sorprende que a los colegios puedan ir y luego a proyectos de ocio y tiempo libre con distancias no, en resumen opino que se ha pensado muy poco en la estabilidad emocional en la infancia y de su desarrollo, ya que conozco de cerca casos donde los menores sufren ansiedad y depresión por no poder hacer mínimamente algo que se podría hacer perfectamente, ya que de no poder hacerse tampoco podrían asistir al colegio.

error: DiarioAlicante.es: !Contenido Protegido!
DiarioAlicante.es 】» Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia en nuestro sitio web   
Privacidad