El juez envía a prisión provisional al criminal Fausto Pellegrinetti

El juez envía a prisión provisional al criminal Fausto Pellegrinetti

El juez envía a prisión provisional al criminal Fausto Pellegrinetti

El famoso delincuente italiano vivía bajo una falsa identidad y estaba huido de la justicia italiana desde 1993

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ha ordenado este lunes carcel provisional para el histórico mafioso italiano Fausto Pellegrinetti.

Pellegrinetti, huía de la justicia italiana desde 1993 y poseía en vigor una condena determinante a 13 años de carcel y tres reclamaciones de todo el mundo por delitos de tráfico de drogas y blanqueo de capitales.

El italiano habitaba en un ático en una región de lujo alicantina bajo una falsa identidad, de acuerdo con la Dirección General de la Policía.

Su arresto, realizado por la Policía Nacional, se causó este domingo y puso fin a una exploración de dos años coordinada por la Direzione Distrettuale Antimafia de Roma, y realizada entre las autoridades italianas y españolas.

Su nombre está asociado a la banda de la Magliana, uno de los grupos criminales más populares de la ciudad más importante italiana.

Fausto Pellegrinetti fue detenido en 1992 en Roma con bastante más de un millón y medio de USD en su poder tras su más reciente operación de narcotráfico, pero pudo escapar un año después en el transcurso de un arresto domiciliario en una clínica romana y siguió con su actividad delictiva en la clandestinidad.

Los hechos investigados en su instante acreditaron la adquisición de 550 kilos de cocaína y el blanqueo de más 6.000 millones de liras. Tras 25 años oculto, los estudiosos italianos centraron su pista en Alicante, donde, con la Policía Nacional de españa, lograron desarmar la red de custodia del fugitivo y detenerlo.

Pellegrinetti, de 78 años, pasó este lunes a disposición del juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno, quien le informó de los cargos que se le imputan y le ha preguntado si quiere ser extraditado a Italia, según han informado fuentes del tribunal.

Pellegrinetti se ha negado. El magistrado ha ordenado su ingreso en carcel provisional esperando de que se resuelva su distribución. Las autoridades italianas tienen 40 días para llevar a cabo llegar a la Audiencia Nacional la información extradicional, tras lo que se celebrará una vista donde un tribunal va a decidir si debe ser movido a Italia.

Popular además como Enrico Longo, Franco Pennello o Giulio Dedonese, Pellegrinetti mantuvo una estrecha relación con el popular clan de roma de los Marsigliesi.

Su larguísimo historial criminal se inició en 1980 cuando con su grupo del vecindario de Tufello eligieron aliarse con otros integrantes de la banda de la Magliana tras una actividad social en un lugar de comidas del Trastevere.

Entre los dos grupos se inició una relación fundamentada en las apuestas secretas, los raptos, los robos y las extorsiones, han explicado las mismas fuentes.

25 años huido de la justicia

Fue en 1992, desde una exploración de la Drug Enforcement Administration (DEA), cuando las autoridades italianas siguieron el rastro del dinero que viene de su más reciente operación de tráfico de estupefacientes desde Norteamérica a Europa y Colombia.

De esta forma llegaron hasta Pellegrinetti, logrando su detención en la popular región de Vía Aurelia de Roma con más 1,5 millones de USD en metálico.

Sin embargo, en octubre de 1993 pudo huír en el transcurso de un arresto domiciliario en una clínica privada de Roma.

La policía ha precisado que Fausto Pellegrinetti siguió presuntamente con otros criminales con el tráfico de cocaína y el blanqueo de dinero en teoría en alguna región de la provincia malagueña. A la ciudad más importante romana llegaban con regularidad enormes proporciones de cocaína.

Los estudiosos estiman que este grupo habría traficado con unos 500.000 kilos de estupefaciente y habría blanqueado bastante más de 55 millones de USD estadounidenses. Fausto Pellegrinetti era el jefe de la organización, jefe indiscutible y director de todas las tácticas, en tanto que Primo Ferraresi era su mano derecha.

Los dos mantenían los importantes vínculos con otros populares grupos criminales de Calabria.

Los gigantes elementos financieros de los que disponía la organización les permitían ingresar en el mercado ingentes capitales procedentes del narcotráfico y de esta forma influir económicamente en algunos sectores sensibles.

En algunas ocasiones consiguieron modificar el valor de mercado de los productos comercializados por la compañía del grupo, como metales y frutas, e introducirse en negocios vinculados con los juegos de azar.

El dirigente de la Brigada Móvil de la Policía de Roma, Luigi Silipo, detalló en rueda de prensa que la trayectoria del detenido “se sintetiza en por lo menos cincuenta años de criminalidad estructurada romana”.

Silipo dijo que el arresto de Pellegrinetti fue “especialmente complejo”, porque más allá de sus 25 años de clandestinidad adoptaba todas las prudencias para no ser descubierto.

“Seguramente es muy listo, está muy enterado, y no daba por descontado que el paso de los años habría hecho que la policía perdiera las ganas de saldar las cuentas”, ha dicho Silipo.

La Policía italiana piensa que Pellegrinetti “en estos años solo permaneció en España” y, como bastante, se movió por sus localidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: DiarioAlicante.es: !Contenido Protegido!