Hell Canyon Run en Alicante

Hell Canyon Run en Alicante

Hell Canyon Run en Alicante

Hell Canyon Run (Extended Play)” en el Barranco del Infierno para sensibilizar a la sociedad sobre el Alzheimer con el periodista y atleta Carles Aguilar.

El periodista radiofónico Carles Aguilar ha realizado una nueva experiencia de ultra distancia llamada “Hell Canyon Run (Extended Play)” para sensibilizar a la sociedad sobre el Alzheimer, su diagnóstico y tratamiento y atención a las persones afectadas y entorno directo, tanto familiar como profesional.
En España hay actualmente más de 800.000 personas afectadas por el Alzheimer, aunque la prevalencia e incidencia de esta enfermedad se incrementa a partir de los 65 años de manera exponencial y afecta al 5% de la población mayor de 60 años, al 20 % de los mayores de 80 años y el 30% de los mayores de 90. El deterioro cognitivo va provocando de manera progresiva cambios en el comportamiento de la persona afectada hasta llegar a una dependencia total.

Actualmente no existe ningún tratamiento reconocido y eficaz que pueda curar la enfermedad o revertir su progresiva evolución. Es una enfermedad incurable, degenerativa y terminal aunque una detección precoz y un correcto acompañamiento, ayudan a mejorar la evolución y retrasar la muerte de las neuronas.

Esta semana a pesar de la difícil situación que la segunda ola de la pandemia ha provocado, el atleta ha viajado hasta Alicante donde ha realizado la experiencia de ultra distancia a lo largo de 30 horas por el Valle de Laguar y el Barranco del Infierno
Carles Aguilar ya ha llevado a cabo otros retos deportivos importantes en años anteriores como por ejemplo en la isla de Formentera donde estuvo corriendo ininterrumpidamente durante 48 horas con una distancia alcanzada de más de 212 km; en la provincia de Soria con Templars Xtrem Trail, corriendo 190 km en 3 etapas y 3.500 m de desnivel por las mucopolisacaridosis; atravesando el desierto de los Monegros (Huesca) durante 120 km por la salud mental o recorriendo toda la costa catalana desde Port Bou a Alcanar durante 6 días y más de 400 km por la parálisis cerebral, entre otros.

Esta vez la acción tiene el objetivo de sensibilizar a la población sobre esta cruel enfermedad y recoger donativos para la investigación para encontrar una solución a la enfermedad y para cuidar de los enfermos.

Un recorrido extremo con una historia llena de leyendas
Todo comienza en el siglo XIII, donde después de la Conquista de Jaime I, los moriscos que poblaban la zona de levante y las cercanías al lugar indicado, fueron despojados de sus tierras, discriminados e incluso esclavizados. Por lo tanto, aquellos que durante siglos habían sido dueños y señores de tierras, o sus descendientes, en alguna de las tres Taifas de Balansiya, no tuvieron más remedio que refugiarse en las montañas de los valles de Guadalest, Laguar, Alcalà , Ebo y Gallinera para poder, así, vivir más tranquilos y crear su propio refugio apartados

del cristianismo. El hecho de que el desplazamiento fuera hacía el sur y no hacia el norte no era otro que el empuje de la Corona de Aragón (desde el norte) y, quizás, de las cercanías o proximidades al ansiado al-Andalus, que empezaba ya que su decaimiento por las consiguientes conquistas cristianas.
Y es aquí cuando entra en juego la montaña alicantina, que fue sin duda una isla rodeada de un mar de cristianismo. Un paraje bello pero duro a la vez, rocoso pero lleno de vegetación, que sin duda no deja de sorprender a quien lo visita. Los señores feudales de entonces anhelaban poseerla, pero aquella montaña era uno de los últimos reductos de aquellos orgullosos moriscos. Fueron años duros, de pactos breves, de emboscadas y escaramuzas entre dos bandos: por un lado, las tropas de Jaime I; por otro, los partidarios del visir Al-Azraq, más conocido como el “Azul”.

La ruta de los 6.873 escalones construidos siglos atrás en el “Barranco del Infierno”
Al norte de la provincia de Alicante, en el evocador Vall de Laguar, encontramos el Barranco del Infierno, un espectacular y estrecho cañón, esculpido por las aguas del Río Girona a lo largo de miles de años.
Este tortuoso desfiladero, es el protagonista de una de las rutas de senderismo más singulares y concurridas de la geografía alicantina con una fama muy merecida. De alto interés geológico y arqueológico. En el barranco se pueden encontrar numerosos abrigos con diferentes estilos de pinturas rupestres (arte levantino, arte esquemático y arte macroesquemático)
Se trata de una ruta circular de exigencia física considerable que, a través de sorprendentes paisajes, ofrece un patrimonio cultural excelente, enclavado en un escenario natural de gran valor ecológico. Un legado que debe ser conservado.

Posiblemente sea debido a sus más de 6.800 escalones de piedra, que se conoce a este mapa con el apodo de “La Catedral del Senderismo”.

La prueba deportiva ha consistido en realizar un recorrido circular por el Valle de Laguar durante 30 horas para finalizar el “Barranco del Infierno” y sus 6.873 escalones.
El atleta, fiel a su filosofía en retos anteriores, realizará este experiencia en solitario y utilizando únicamente sus propios recursos de subsistencia a lo largo del recorrido.
El proyecto tiene un hastag propio en las redes sociales con noticias y novedades que se producen referentes a esta iniciativa: #kmcontraelolvido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Sergio Rico Ayala.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sergio Rico Ayala.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: DiarioAlicante.es: !Contenido Protegido!
DiarioAlicante.es 】» Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia en nuestro sitio web    Ver Más
Privacidad