Grow shops: la paradoja de una legislación que permite comprar semillas de marihuana pero no plantarlas

Grow shops: la paradoja de una legislación que permite comprar semillas de marihuana pero no plantarlas

El uso terapéutico del cannabis reabre el debate de hasta qué punto un enfermo tiene derecho a practicar el autocultivo en lugar de acudir al mercado negro

Juan Pavón y Pedro Narganes, propietarios de dos grow shops cuestionan la ambigüedad de unas leyes que dejan en último lugar la libertad del consumidor

Ya lo cantaban Los delinqüentes: “Los días de colores en la plazuela fumando flores…”, y si lo cantaban por algo sería. Quizá por ser una práctica de lo más habitual ni siquiera se le da la importancia que requiere, pero probablemente Los delinqüentes terminarían por acumular varias sanciones por fumar esas ‘flores’ en la vía pública si algún cuerpo de seguridad les pillaba con las manos en la masa.

Según la legislación española está completamente prohibido fumar marihuana en la calle ya que atentaría contra la seguridad ciudadana. Sin embargo, la ley de estupefacientes presenta muchas lagunas. Por ejemplo, tener plantas en casa ha sido hasta hace técnicamente legal si se demostraba que era para consumo propio.

Aquí encontraríamos otro vacío legal debido a que el consumo propio es muy relativo porque comprende todo lo que la persona mencionado logre mostrar que puede llegar a consumir.

Lo que sí es verdad es que hay una interpretación del Tribunal Supremo de un límite que podría estar en 20 gramos diarios, lo que no queda tan especificado en número de plantas que se podrían tener en una finca o en una vivienda sin incurrir de manera directa en un delito de tráfico. Un mes luego de que se archivase la causa contra la organización cannábica de Astillero donde se les acusaba de delinquir contra la salud pública y 4 meses después desde que se crease la Federación de Asociaciones Cannábicas de Cantabria, siguen apareciendo algunas inquietudes sobre el consumo responsable de esta sustancia ‘alegal’.

Grow Shops

Y dentro de estos vacíos legales encontraríamos los grow shop online , que no son otra cosa que tiendas destinadas a la venta de productos para el cultivo de cannabis. Por lo que surge otra duda: ¿no deja de tener sentido prohibir el consumo de marihuana y vender objetos que alientan esto mismo?

En Cantabria hay unos diez que sirven para ‘surtir’ a toda la región. Dos ejemplos son ‘THC´S  Grow Shop’, situado en la céntrica calle Burgos y ‘Dr. Cogollo’, que lleva 17 años en la capital cántabra.

Pedro Narganes es uno de los propietarios de ‘THC´S Grow Shop’ y Juan Pavón es el dueño de ‘Dr. Cogollo’, dos tiendas muy diferentes pero con un fin común: ganar derechos en un sector muy denostado por la política y la legislación. “Hay un vacío legal tan grande… Lo tienen tan abandonado y tan olvidado…”, apunta Narganes.

Aunque puestos a preguntar la razón de ese ‘olvido’ por parte de la política, la respuesta es clara: “Es un tema que no interesa regularizar, en parte por las farmacéuticas. Yo tengo clientes que han quitado muchas pastillas tomando aceites”.

Al hablar de la legalización de la marihuana, resulta inevitable hablar de las farmacéuticas, dos sectores íntimamente relacionados desde el siglo XIX cuando se comenzó a vender cannabis en las farmacias, y separados bruscamente en 1918, cuando se ilegalizó el consumo de esta droga y las boticas comenzaron a realizar sus propios medicamentos.

En aquella época no se plantearon si vender cannabis en las farmacias pudiese producir un incremento de las personas que lo consumiesen, sin embargo ahora sí que se plantea esa cuestión. Juan Pavón es de la opinión de que no por haber más Grow Shops la gente consumirá más cannabis, y pregunta: “¿O es que porque haya más supermercados la gente bebe más vino?”.

Lo cierto es que la catalogación de estos nuevos establecimientos -no comenzaron a entrar en España hasta el año 2000- estarían a medio camino entre estancos, ferreterías y tiendas de jardinería. Esto se debe a que además de semillas, fertilizantes y todo tipo de utensilios para llevar a cabo una plantación exitosa, venden también productos legales para el consumo del cannabis, como papel de liar o grinders, muy útiles para triturar la marihuana antes de fumarla.

Límites en la legislación

Y sucede que sus parámetros parecen estar muy claros, por muy paradójicos que resulten. Pavón sintetiza estas limitaciones en otra comparación sencilla: “Tú puedes vender todo lo primordial para cultivar marihuana precisamente igual que puedes vender lo primordial para cultivar geranios.

Lo que podría estar contraindicado de la marihuana es el THC, y el THC se produce desde la floración, por eso vender semillas es legal”. Tanto es de esta forma, que el dueño de ‘THC´S’ al empezar su negocio vendía además plántulas de huerto al encajar con el apogeo de los huertos urbanos en la localidad.

Además, Narganes afirma que no siente presión policial ni vecinal exactamente porque “no hay nada ilegal, estás vendiendo semillas y tierra”. Afirmación a la que Pavón se suma apuntando que no cree que esté entre dos aguas. “Todo lo que tengo está dado de alta y todo es legal. Otra cosa es el que sale por la puerta y cultiva la marihuana en su casa, pero yo no me siento en tensión luego de 18 años con el negocio. Nunca he sentido presión con la Policía de Santander, más bien todo lo opuesto”.

Además, agrega que la pregunta más llevada a cabo por sus usuarios es la proporción de plantas que tienen la posibilidad de tener de manera legal y “la verdad es que no puedes tener ninguna”.

Prohibición que se terminó por consolidar con la famosa Ley Mordaza, que establece que algún incautación de plantas incurriría en una sanción administrativa. Antes de esta ley, al usuario se le dejaba tener el número de plantas que podía mostrar que podía consumir.

Cannabis medicinal

Uno de los asuntos que más destacan los dueños de ambos establecimientos es el uso terapéutico de la marihuana. Pedro Narganes comenta que en su negocio cuenta con una médico online que habla con todo aquel que tenga alguna patología o alguna duda concreta sobre cómo administrarse el cannabis y la dosis recomendada. “El tema medicinal a día de hoy es lo que más camino puede abrir. Hay gente que necesita los cannabinoides para mejorar su salud y eso es por lo que hay que luchar”, resalta.

Respecto a las discrepancias entre el consumo medicinal o lúdico, Narganes considera que cada vez más médicos apuestan por aconsejar cannabis en lugar de medicamentos al uso, aunque esto solo lo pueden decir ‘bajo cuerda’. El dueño de ‘Dr. Cogollo’ señala al  diputado popular Eduardo Van den Eynde y a los avances que se han conseguido gracias a él con la regulación del cannabis terapéutico en nuestra región. “Ha hecho en Cantabria más por la regulación de la marihuana que nadie, este hombre en poco más de un año  ha presentado proyectos que nos han hecho pioneros en España”.

Aunque todavía queda mucho camino por recorrer con la regulación integral -que además de permitir el uso terapéutico permitiría el recreativo-, parece que ya se comienzan a atisbar signos de que el cannabis medicinal es una opción para muchos enfermos y el debate comienza a entrar en las instituciones públicas.

Esta misma semana  las Cortes Valencianas seguían los pasos de Cantabria aprobando por mayoría una proposición no de ley que instaba al Gobierno de España a regularizar su uso terapéutico.

“El problema es que hay veces que el cliente no quiere acudir al mercado negro porque le resulta incómodo, entonces lo mejor sería el autocultivo”, indica el propietario de ‘THC´S’.

Así que por el momento ‘Los Delinqüentes’ seguirán sin saber si esas ‘flores’ llegarán a ser legales algún día, pero mientras tanto podrán seguir comprando semillas en Grow Shops hasta que la legislación las permita florecer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: DiarioAlicante.es: !Contenido Protegido!