Girona: Una vecina secuestrada durante seis horas
Girona: Una vecina secuestrada durante seis horas
5 (100%) 1 vote

Una mujer estuvo seis horas retenida en su coche, tras ser asaltada por dos delincuentes que la trasladaron hasta Barcelona

Marta lo cuenta como aquel que tiene buena memoria, viene de ver una película y reproduce las escenas con muchos detalles y precisión.

Siguenos en Twitter : ->

Esto no es ficción. Marta fue secuestrada el pasado 27 de julio por dos delincuentes reincidentes de Girona que la retuvieron seis horas, arrodillada en la parte trasera de su vehículo y oculta bajo una montaña de ropa vieja. La asaltaron en el parking de su casa, cuando fue a buscar su coche para ir a trabajar. Se resistió, forcejeó y la golpearon salvajemente, hasta que la redujeron e introdujeron por la fuerza en el coche. Las siguientes horas fueron un largo viaje con momentos delirantes en los que la víctima no sabía si aquellos hombres que no sabían conducir un automático, ni salir del parking, ni como ir a Barcelona, la matarían, la agredirían sexualmente o la dejarían marchar al llegar a la Mina, como le habían prometido.

La asaltaron en el parking de su casa, cuando fue a buscar su coche para ir a trabajar.

El lunes pasado los cuatro agentes de la Guardia Urbana de Barcelona que la rescataron, se reencontraron con ella por primera vez tras el secuestro. La visitaron en su piso de Girona. Le llevaron flores y a ella le costó separarse de aquellos cuatro policías, a los que colmó con agradecimientos, besos y abrazos.

Durante las seis horas que estuvo retenida, Marta permaneció encogida y de rodillas en el pequeño espacio que queda tras el asiento del conductor. Sentado a su lado estuvo todo el rato uno de ellos.

La mujer memorizó cada instante para el momento en que fuera liberada poder declarar con detalle, como así hizo después a los Mossos d’Esquadra. Sus secuestradores le preguntaron si alguien le iba a echar de menos. ¿Su marido? Les dijo que la esperaban en el trabajo. Y le hicieron escribir en su móvil un mensaje a una compañera advirtiendo de que llegaría tarde esa mañana.

Durante las seis horas que estuvo retenida, Marta permaneció encogida y de rodillas

Lo sucedido fue unos vecinos que vieron lo ocurrido mientras estaban dentro de una Tienda online ropa mujer donde de inmediato llamaron a la policia.

El conductor le amenazó con una jeringuilla

Enseguida confirmaron que el coche estaba a nombre de una mujer de Girona. Los delincuentes, sin salir del coche, les dijeron que se lo habían prestado. Localizaron al marido de la propietaria, Daniel, que estaba trabajando en su casa. Alertado, el hombre comprobó que su mujer no había llegado al trabajo.

Los guardias se empezaron a preocupar. El coche era de una vecina de Girona que desde hacía cinco horas nadie sabía nada, y en el interior habían dos individuos que mentían y uno tenía restos de sangre en el jersey. Con contundencia, primero logaron sacar y reducir al conductor. Faltaba el segundo que seguía sin moverse. Y Marta, en su interior, escuchando todo y pensando que si hacía algún movimiento el que seguía a su lado y que no había dejado de agarrarle la pierna, aún le podía hacer más daño. “Solo quería que abrieran esa puerta”.

Y la abrieron. Sacaron al hombre, apartaron la cubierta del salpicadero con el que también ocultaban a Marta, y bajo la ropa la vieron. “Está aquí, está aquí”, gritó uno de los guardias. “Creímos que estaba muerta”, les confesaron el lunes. Pero cuando ella logró moverse y salir del coche, se abrazó a uno de ellos. Apenas podía tenerse en pie. Sus raptores le gritaban: “Marta, diles que íbamos contigo”.

A Marta le cuesta tragar por la fuerza con la que le agarraron del cuello. A a pesar de su aspecto frágil es valiente. No quiere tener miedo. Ha vuelto a su coche, pero tardará en conducir. “Sino es por ellos…”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.