ERE: caraduras, ladrones, condenados, socialistas

ERE: caraduras, ladrones, condenados, socialistas

ERE: caraduras, ladrones, condenados, socialistas

No se comprende el grado de sumisión en que España roza la cobardía histórica, cuando con todo lo que se sabe de Pedro Sánchez, sus anómalas intenciones tabernarias especulando con la seguridad nacional, el carácter fullero de sus personales actitudes rayanas en el trastorno psicológico; la ambición desmedida de un ego enfermo que arriesga la estabilidad presupuestaria e institucional del país, no bastan para poner coto taxativo a esas intenciones insanas exigiendo en las calles una dimisión inmediata e incondicional, cuando esta semana se ha comprobado que el socialismo representa el más sucio, rastrero parasitismo que durante estos años hemos arrastrado con la sospecha de irregularidades innúmeras ya sentenciadas por la Justicia.

El sanchismo ha traspasado con creces los límites de la legalidad en un encadenamiento de engaños, estafas electorales, tratos inconfesables a los que se suman ahora los antecedentes de corruptelas que han dinamitado definitivamente la credibilidad de un grupúsculo delictivo, una mafia política sin escrúpulos-salvo honradas excepciones- que no obstante, mediante la caradura más barriobajera, se dispone a negociar una investidura del que sin duda será un desperdicio presidencial, arrojando a España contra las barreduras apestosas de la pestilente influencia del radicalismo. ergo el sanchismo que amenaza con desintegrar nuestras garantías democráticas y constitucionales.

Esta semana ha desembocado en la sentencia de los ERE que ha ratificado la sospecha de que el PSOE es el partido no solo más corrupto de España, sino también de toda Europa. No hay más calibre posible en la trampa política, en realidad ilimitado, que a su vez ha desarrollado una red de compra de votos suficiente para violar los más elementales preceptos democráticos, además de provocar un latrocinio descomunal restando a los más necesitados  el sustento vital, con gastos en prostíbulos, droga y vida disipada propia de diablos sin alma.

No hay mayor abyección en este conjunto de fulleros que durante casi cuarenta años aislaron Andalucía en una monstruosa red clientelar para no envidiar a la de Cataluña, solo faltando crear un proceso de independencia en el sur para intentar encubrir los delitos cometidos tras el pretexto autonómico.

De la certeza  de la estafa institucional sin precedentes-lo de la Gürtel por una cuantía de 30 millones de euros, aisladamente y sin responsabilidad directa del Partido Popular, es poco monto en comparación-cuenta el buen hacer de la juez Mercedes Alaya cuyo pionerismo valiente en sede judicial contrasta con el sectarismo de la juez Bolaños, denunciada por las múltiples trabas que no han podido evitar la primera sentencia de lo que serán muchas más con 142 causas abiertas por corrupción.

Manuel Chaves, José Antonio Griñán, Magdalena Álvarez-¿para cuándo la causa contra Susana Díaz, segura conocedora de los entresijos apestosos de los que hoy se desmarca?-y otros tantos más con altos cargos de la anterior Junta de Andalucía, conforman la realidad corrupta del PSOE actual, el mismo que se salpica de inmundicia en un suma y sigue de haberes excrementales que hieden en La Moncloa, sentadas en el Consejo de Ministros, en funciones, Carmen Calvo como vicepresidenta y Montero, ministra de Hacienda, elementos afectados por el tufo corrupto ya inicialmente condenado en Andalucía.

Carmen Calvo y María Jesús Montero fueron consejeras durante los tiempos miserables de la corrupción. No sería de extrañar que fueran salpicadas en otras causas abiertas. Donde no hay honra es imposible hallarla. 

Pedro Sánchez se encaramó mintiendo en una moción de censura provocada por una engañosa condena pública del PP que nunca se ratificó en sentencia, salvo por el uso torticero que un magistrado afín de Prada redactó para dar pie al afectado escándalo que exigía la dimisión de Mariano Rajoy.

Un individuo sin vergüenza con modos de dictador de baja estofa en un Gobierno donde no disimula ser bastante chulo y despilfarrador, como su mujer a costa del erario. Con ese elemento está la misma María Jesús Montero procedente de la Junta de Andalucía condenada por la estafa socialista; la que  piensa en desarmar el país con una subida impositiva que va a destruir la economía de las familias españolas.

El durante un tiempo usurpador que secuestró la soberanía popular que habilitó superfluos gastos para vivir como un capo bananero; el mismo que va de ricachón aplastando el equilibrio soberano de cualquier democracia, es el mismo que busca esquilmar a los ciudadanos tomando prebendas que nadie le ha brindado, salvo la alianza con terroristas y demás camarilla de enemigos del país con quien pretende gobernar mercadeando.

Como si España fuese un chiringuito proclive al cambalache entre el bolivariano Pablo Iglesias, la presunta explotadora laboral de su mujer y cuantos asisten al banquete de la vergüenza mientras la España enferma de indolencia y sumisión los deja hacer, sin reaccionar en tanto espera dócilmente que le indiquen la dirección hacia la mesa de operaciones donde diseccionarla.

Si gobernara Pedro Sánchez con estos precedentes y con las sentencias que se atisban en lontananza sobre la corrupción del PSOE, solo queda que el rodillo radical del frentepopulismo que están conformando coaccione a todas las instituciones para terminar esta gran obra de fraude institucional que se lleva fraguando durante décadas.

Ahora lo sabemos, del socialismo solo puede esperarse más corrupción. A saber lo que ocultan y a lo que aspiran sabiendo con certeza que son ladrones y se sospecha que lo sustraído podría ascender a un montante de 20.000 millones de euros. Esto junto a los bolivarianos es lo que, con la picaresca más execrable, se dispone a gobernar España repartiéndose ministerios los residuos sociales y políticos de la decadencia democrática.

Ignacio Fernández Candela

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: DiarioAlicante.es: !Contenido Protegido!