El traidor Pedro Sánchez se delata en el primer debate de investidura

El traidor Pedro Sánchez se delata en el primer debate de investidura

El traidor Pedro Sánchez se delata en el primer debate de investidura

Este 4 de enero de 2020 el discurso de Pedro Sánchez en el primer debate de investidura ha demostrado, una vez más, la deleznable mediocridad de un ambicioso capaz de de la traición sin límites, un engreído sin honor carente de palabra ni decencia: un confiado hoy y futuro derrotado mañana por sus malas artes que hoy condicionan la seguridad nacional abandonándose en la voluntad de los enemigos de la Constitución y del modelo de Estado que pacificó una España de consenso. Mendicante en un debate extraviado de toda honra,  aspìra a una presidencia indigna como demente que suplica por su destrucción política y personal con la que arrastra en pleno al PSOE. Avisados estaban: Inés Arrimadas de Ciudadanos realizó un vano llamamiento a la decencia en las filas mayormente fementidas de los arrimados al banquete del oportunismo sin escrúpulos. No da más de sí la corrupción del socialismo salvo en las causas  de los ERE y demás delitos provocados por el partido más sucio, ahora más que nunca, de la democracia. Queda por ver si la conciencia aún luce a algunos de los aparentemente renegados de las filas del sanchismo a los que la responsabilidad histórica los llama, antes de que sea consumada tamaña ignominia de avalar a un trastornado  para la presidencia de España.

Con el independentismo Pedro El Traidor ha dejado abierta la caja de Pandora de la estructura territorial reformada por intereses tabernarios y puntuales, con la habilitación de una mesa bilateral extraparlamentaria entre el gobierno y la Generalidad con futuribles acuerdos que serán sometidos a votación sin el consenso ni la participación del resto de españoles, además de los catalanes del derecho a decidir… o no.  Y si fuera la única aberración que pretende este ególatra insano…

El Estado ha sido desafiado gracias a la debilidad moral  de un cínico con usos y maquinaciones de estafador. Ni la humillación pública del independentista Rufián repetida en el Congreso le haría despertar de ese necio sueño de grandeza, siendo el candidato más incapaz y menos merecedor de presidir un gobierno de ningún país. Su firma investido, con la complicidad de golpistas y terroristas, será la prueba histórica y  definitiva del traidor que pactó favoreciendo la mugre política con la que se siente identificado.

La Oposición se deja notar en los momentos extremos. Pablo Casado y Santiago Abascal han sido lo severos y taxativos que los ciudadanos esperaban en sus intervenciones. Una unión en pos de intereses constitucionalistas sería igual de deseable porque este momento crítico se habría evitado con una España Suma. Cantabria se suma a la decencia con el no de Revilla e igual de brillante  ha resultado la canaria Ana Oramas, quien se honra con su negativa a formar parte de esta trampa sin salida. No toda la política es rastrera como parece resultar a última hora la representación de Teruel en la consumada traición a España.

Aunque consiga su propósito sucio, el marrullero Sánchez no saldrá de rositas en este embate contra la resiliencia del pueblo español resurgido del letargo para defenderse de la amenazas. Amenazas como el mismo Pedro Sánchez que después de meses de gobierno en funciones culmina la vergüenza sin paliativos, con engaño expreso también a su electorado, que puede resultar delictiva por las muchas sospechas que ha acumulado estos últimos días, semanas y meses,  de embustes reiterados.

Probablemente en el Congreso de los Diputados quede fijada su responsabilidad penal convirtiendo en propios los argumentos golpistas del inhabilitado por la Junta Electoral Central Joaquín Torra  y del fugado Puigdemont. A cualquier delincuente le gustaría cuestionar las decisiones judiciales que penalizan sus delitos, tal cuál ha hecho la ignorante Adriana Lastra con esa misma caradura que se gasta su jefe quien cree estar por encima del bien y del mal. Una ensoberbecida estupidez que podría provocar que tanto él como sus cómplices pudiesen ser juzgados, de no conseguir someter la Justicia ante los dictados políticos.

Es el tiempo más delicado de la España en libertad durante las últimas cuatro décadas. Está en ciernes una mafia gubernamental de carácter cainita que busca ensanchar la brecha de las disensiones para pescar a río revuelto con provocaciones contra el orden establecido. El pulso a España está echado: sinvergüenzas y delincuentes comunes, disfrazados de política, contra una auténtica musculatura de Historia que siempre ha doblegado a cuantos han pretendido aprovecharse de su nobleza. Ante este embate nada casual el más blindado de los músculos es el corazón: el que pese a las adversidades latirá fuerte en cada español consciente de que un indecente busca ser investido presidente de Gobierno. Será la resistencia del mañana frente a la investidura, si la consigue,  de un traidor hoy.

Ignacio Fernández Candela

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Sergio Rico Ayala .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios Sergio Rico Ayala.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: DiarioAlicante.es: !Contenido Protegido!