El sospechoso de la muerte de Marta Calvo confiesa que la descuartizó

El sospechoso de la muerte de Marta Calvo confiesa que la descuartizó

El sospechoso de la muerte de Marta Calvo confiesa que la descuartizó

Colombiano, de 38 años y con antecedentes delictivos por narcotráfico, ha confesado su participación en la muerte de la joven, desaparecida desde el pasado 7 de noviembre. Está reconstruyendo con la Guardia Civil los hechos

El sospechoso de la muerte de Marta Calvo confiesa que la descuartizó y esparció su cuerpo en contenedores

Marta Calvo Burón fue descuartizada y su cuerpo arrojado en varios contenedores. Así lo ha confesado Jorge Ignacio P.J., el colombiano sospechoso de su desaparición que está detenido tras entregarse de madrugada en las dependencias de la Guardia Civil en Carcaixent (Valencia), una localidad cercana a Manuel, un mes después de que se perdiera la pista de de la joven valenciana. La autoridades ya deslizaban que había sido asesinada.

La versión que Jorge ha dado en su primera confesión es que se “asustó” y quiso ocultar el cuerpo de Marta, aunque los investigadores no dan total credibilidad a su versión.

De origen colombiano, de 38 años y con antecedentes delictivos por narcotráfico, Jorge estaba en paradero desconocido desde que el pasado 7 de noviembre se perdiera la pista de Marta Calvo, de 25 años, que se había citado con él por Internet. Su rastro se perdió el día 12 cuando acudió a la localidad de Puig para que un amigo le desguazara el coche porque “tenía problemas”. Al parecer, ha desistido en su huida tras mantener contacto con su familia (su madre ha sido interrogada dos veces) y ha confesado su participación en la muerte de Marta.

A media mañana, Jorge ha salido de las dependencias de la Guardia Civil de Carcaixent acompañado de los agentes para reconstruir los hechos que desembocaron en la muerte de Marta Calvo, cuya familia ha recibido confirmación.

Según ha explicado el delegado el Gobierno en la Comunidad Valenciana, Juan Carlos Fulgencio, el detenido va a ser ahora sometido a un interrogatorio para conocer con detalle qué ocurrió con la joven, pero la hipótesis que ya se barajaba es que “Marta no solo desapareció, sino que sufrió una agresión violenta que le ha llevado a perder la vida”. La confesión de Jorge, es esencial para hallar el cuerpo y poder determinar si fue asesinada o fue una muerte accidental.

La entrega de Jorge, que creen nunca llegó a salir del territorio nacional, se debe “a la presión policial por el amplio dispositivo de búsqueda desplegado en la zona, “tanto para su localización como para la de Marta”, aseguró Fulgencio.

Desde que la madre de Marta Calvo denunciara su desaparición la búsqueda ha sido una prioridad para la Guardia Civil. Este martes se incorporaban a las tareas de búsqueda la Unidad Militar de Emergencias (UME) y el escuadrón de caballería de la Guardia Civil, además de efectivos de la Jefatura Superior de Policía Nacional de Valencia.

Los agentes registraron tanto la vivienda del sospechoso en Manuel, que había sido limpiada concienzudamente con productos abrasivos pocas horas después de que la madre de Marta acudiera allí y preguntara al ahora detenido por su hija. Sabedor de que ésa era la última ubicación de Marta Calvo y le delataba, entregó su Volkswagen Passat ranchera negro a un amigo para que se deshiciera de él. “Decía que tenía problemas graves”, relató el amigo al Grupo de Homicidios, que encontraron el vehículo de Jorge a punto de ser desguazado en una nave de El Puig, a 90 kilómetros de Manuel. Luego, desapareció.y se ocultó. A pesar de que durante la investigación se barajó que podría haber huido de España, finalmente se ocultó en el entorno hasta entregarse en un puesto de la Guardia Civil a 10 kilómetros de Manuel.

La joven desaparecida acudió el 7 de noviembre a esa pequeña localidad de 2.500 habitantes cercana a Xàtiva, tras citarse con el sospechoso a través de una página de contactos. Como era su costumbre, avisó a su madre de su paradero. Fue ella la que dio la voz de alarma 48 horas después y, desde entonces, la Guardia Civil buscó intensamente tanto a Marta como a Jorge.

Colombiano de origen, fue detenido en abril de 2008 en Italia por llevar ocultos nueve kilos de cocaína en un vehículo. Tras cumplir condena, regresó a la Comunidad Valenciana, donde ya había residido junto a su abuelo. Fue su madre quien hace poco más de dos meses firmó el contrato de alquiler de la casa en la calle San Juan Bautista, a las afueras de Manuel, junto al Monte Valiente, por 250 euros.

Jorge apenas se dejaba ver entre los vecinos del pequeño pueblo y sólo sabían que estaba en casa porque encendía el farol. Casi nadie había tenido trato con él, salvo la madre de Marta Calvo, que tocó a su puerta para averiguar dónde estaba su hija antes de poner la denuncia de la desaparición. Obtuvo por respuesta un “no conozco a ninguna Marta”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Sergio Rico Ayala .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios Sergio Rico Ayala.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: DiarioAlicante.es: !Contenido Protegido!