El PSOE de Alicante lleva 7 días sin valorar la sentencia contra el ‘tardeo’

El PSOE de Alicante lleva 7 días sin valorar la sentencia contra el 'tardeo'

El PSOE de Alicante lleva 7 días sin valorar la sentencia contra el 'tardeo'

Ni el secretario de Organización local de Alicante sabe si Lalo Díez, estratega de los pubs, sigue siendo militante de su partido en al ciudad después de su condena en inhabilitación por prevaricación

Al cierre de esta edición desde el PSOE de Alicante no se sabía con seguridad si el ex asesor condenado en primera instancia, Lalo Díez, sigue siendo militante del partido.

El secretario de Organización local, Pedro Ródenas, aseguró que es un procedimiento que se lleva directamente desde el PSPV. Según los estatutos federales, «con carácter previo a la resolución del procedimiento sancionador, se acordará la suspensión cautelar automática de la afiliación de los/as afiliados/as incursos/as en un proceso penal respecto de los cuales se haya dictado auto de apertura de juicio oral por un delito relacionado con la corrupción» y «se impondrá la sanción de expulsión del partido a aquellos que hayan sido condenados por delito relacionado con la corrupción».

La pregunta es: ¿considera el PSPV-PSOE la prevaricación como corrupción? ¿Se ha aplicado a Lalo Díez? En el PSOEno saben, no contestan.

Lo curioso del asunto es que siete días después de conocerse el alcance de la sentencia, el PSOE no ha hecho ninguna valoración al respecto. Fuentes del partido aseguraron que esa valoración «se hará» y que «no existe ningún tipo de relación entre Díez y el actual grupo municipal de Alicante» que pueda alimentar suposiciones de que haya sido el ex asesor condenado quien haya parado la valoración política de sus compañeros o ex compañeros.

En cualquier caso, los problemas de ruido en el centro de Alicante no son un asunto cómodo para el actual portavoz, Francesc Sanguino, a la pregunta de qué posición adoptaba frente a «uno de los problemas del tripartito, el conflicto entre los locales y sus terrazas y los vecinos», se preguntó «¿Hay una polémica sobre eso?».

También manifestó que «cualquier aglomeración de personas supone un impacto urbano que hay que corregir. La administración local está para que se cumpla norma» para acto seguido matizar: «No se trata de limitar y corregir sino de ofrecer modelos distintos. Nos centramos en limitaciones y prohibiciones, ¿por qué? El tardeo si no dificulta la vida cotidiana de las personas, ¿por qué tengo que limitar el tardeo? El tardeo es una cosa abstracta.

He vivido distintos modos de tardeo. No podemos condenar todo el tardeo. Dicho esto, ¿voy a limitar cualquier cosa que moleste a los vecinos? Sí».

Sea como fuere el actual problema que tiene el Ayuntamiento deviene de las actuaciones del alcalde socialista Gabriel Echávarri que comenzó su mandato (2015) diciendo que iba a «buscar esos puntos intermedios que permitan a los negocios generar empleo y actividad económica, y a los vecinos estar tranquilamente en su casa» pero que ese mismo año comenzó una guerra abierta contra su socio de Gobierno, Miguel Ángel Pavón (EU), responsable de limitar el número de terrazas.

Echávarri, que más tarde contrataría a Díez como su jefe de Gabinete, negoció con los hosteleros y la patronal crear una mesa técnica que limitase las competencias de su compañero de Gobierno, por empeñarse en aplicar la ley contra el ruido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: DiarioAlicante.es: !Contenido Protegido!