El pleno del millón de euros retrata al Alcalde Jaume LLinares en su mala gestión y vuelve a retrasar las obras del Frente Litoral hasta 2021

El pleno del millón de euros retrata al Alcalde Jaume LLinares en su mala gestión y vuelve a retrasar las obras del Frente Litoral hasta 2021

El pleno del millón de euros retrata al Alcalde Jaume LLinares en su mala gestión y vuelve a retrasar las obras del Frente Litoral hasta 2021

Jaume Llinares (Compromis) sigue mintiendo, en junio de 2018 aseguraba en nota de prensa que tras la reunión en el Ministerio las obras se iniciarían a primeros de 2019. Cuando se acercaban las elecciones sabiendo que no se iban a iniciar volvió a mentir asegurando que el inicio de las mismas sería inminente. El 21 de octubre anuncia que el procedimiento de licitación empezaría a finales de 2019 principios 2020 y ahora en el pleno del jueves pasado dice que si no pasa nada la licitación estará para finales de verano.

Sólo saben ir a Madrid a hacerse fotos a la puerta del Ministerio sin aportar otra solución que prorrogar el proyecto y sin conseguir ninguna financiación de otra Administración superior para pagar los 3.295.301,90€ que cuesta el proyecto terrestre, por lo que tendremos que pagarlo únicamente todos los alteanos: Gestión cero.

Una mentira más, un proyecto más paralizado de todos los que en elecciones prometían que iban a ser inminentes: el parking de Basseta-Garganes tantas veces exigido por el Partido Popular que se acondicionase y dijeron que se iba a asfaltar enseguida, la nueva conexión para sustituir la pasarela al lado del Ayuntamiento que presentaron y que aseguraron que harían enseguida, o el proyecto de Puerta de Altea que conectaba plaza Furs con parking de mercadillo, etc. se ha demostrado que sólo eran proyectos que a costa del presupuesto municipal elaboraron su programa electoral, mentiras para ganar elecciones.

Rocío Gómez, Portavoz Popular, recordaba que desde nuestro partido siempre hemos apostado por la 2ª Fase del Frente Litoral, pero con sensatez y al igual que conseguimos que se ejecutase la 1ª Fase continuar con otro proyecto que tuviese el mayor consenso posible y mejorase tanto la imagen como las infraestructuras alteanas.

El proyecto capricho del Alcalde, Jaume Llinares, es un proyecto que no contó con la participación de los ciudadanos y que no sólo no soluciona los problemas que tiene Altea sino que los agrava eliminando aparcamiento sin ninguna otra alternativa y eliminando la subida desde paseo Sant Pere hacia carretera General y Pont de Montcau sin plantear la solución a ese problema de movilidad que crean.

Debido a su torpeza el millón que tenían que haber destinado en 2019 no se ha podido realizar y eso supone que en 2020 habrá que pagar 2.395.301,90 €, un millón más de lo previsto, y eso lo vamos a pagar todos los alteanos con subidas de impuestos y con recortes en inversiones necesarias para Altea. Ya hemos visto la subida de basura y de IBI que han aprobado este año y veremos todas las que nos tienen preparadas para pagar su proyecto capricho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: DiarioAlicante.es: !Contenido Protegido!