El "peor imposible" de Sánchez e Iglesias 
     Los exabruptos delictuosos, incluidos los genocidas de este circo con payasos infernales que comanda el fullero Sánchez, acaso el verdadero presidente en las sombras Iglesias, se han convertido en la certeza de que España está dirigida por sus enemigos tabernarios, delincuentes de baja estofa en posesión de los recursos del Estado para arruinarla arbitrariamente; todo con origen en un fraude electoral que la Plataforma Elecciones Transparentes ha investigado hasta conseguir recientemente que la Junta Electoral Central posibilite que puedan acceder a las actas de las Juntas Provinciales. No Extrañaría descubrir la ingente estrategia de estafa el pasado 10-N, con los antecedentes del trepa de saunas gay que ya intentó dar un pucherazo en las primarias de su partido.
      Son tantas las ilegalidades encubiertas tras maniobras sacadas de la manga por decreto ley que se hace interminable la lista delictiva basada en un primigenio engaño electoral. No solo al que se hizo patente con el embustero Sánchez mintiendo a su electorado, sino también por el mismo por el que Biden acabaría en Guantánamo si Donald Trump gana el pulso por el que está defendiendo a la democracia norteamericana.
      Este desgobierno es una miserable concepción política basada en el delito común. A los padres de la Constitución se les olvidó garantizarla preservando la aparición de elementos criminales que usaran la debilidad institucional para atentar contra el propio Estado de Derecho y la Jefatura del Estado. Hubiese bastado un control ético, un comité de sabios ajenos a la influencia política, una suerte de verdaderos jueces de la democracia que no se enguarraran con la lacra política que durante cuarenta años Franco mantuvo a raya sabiendo de lo perjudicial de sus influencias. Pero semejante comité de sabios en esta España del juego sucio no era posible puesto que los cientos de miles de políticos carroñeros fueron probando la capacidad de engañar al pueblo de modo ilimitado, hasta desembocar en la aberración social comunista actual, elevada a la máxima potencia de la actitud delictiva, manipulando las leyes y a los organismos jurídicos al antojo sectario. La democracia no estaba preparada para defenderse de delincuentes, estafadores y marrulleros como conforman el inicuo tándem Sánchez e Iglesias. Dos mamarrachos ventajistas contra toda un España a la que se engañó con artimañas propias de la estafa vulgar. Son de lo peor, pero aquí se encajan todas las acciones delictivas sin que nadie ponga coto a la carrera delictiva monclovita.

     Hasta ETA infiere en asuntos de Estado. Sin límite se pagan acuerdos en la sombra quizá prometidos desde entonces por el infame Zapatero. ¿Qué le debe un fullero Pedro Sánchez a un estafador de masas y proterrorista como Pablo Iglesias? Primero se aseguraron de maniatar a la Justicia para que el campo expedito de la corrupción se extendiera impunemente sobrepasando múltiples líneas rojas de la legalidad. ¿Tan grande es el favor bolivariano para convertir a este desgobierno de criminales en la representación delictiva de una mafia gubernamental impune, haga lo que haga? Están muy seguros traspasando las líneas de una ley transformada para delinquir con malabarismos maquiavélicos y someter a un país incapaz de reaccionar contra un enemigo localizado, aun con la certeza destructiva que conlleva dejar que nos abismen en una dimensión de incertidumbre rayana en el terror. 

      Si tirando del hilo del fraude electoral en EEUU y la injerencia del neocomunismo, aliado con el NOM, se encuentran concomitancias con empresas vinculadas al chavismo y a Soros, creadas ad hoc para implementar universalmente el amaño en votaciones presidenciales, se colige que el doctor cum fraude está pagando a los podemitas las elecciones fraudulentas que lo han apesebrado en La Moncloa, cumpliendo además las órdenes del especulador George Soros que, amén de implicado en el engaño con Indra, negoció secretamente la traición contra España, incluida la invasión incontrolada de migrantes con futuros planes que podrían conllevar el quebranto de la seguridad nacional.
      ¿Dónde encontrar límite legal o ético en delincuentes sobrevenidos por fraude electoral que han encontrado una enfermiza ingenuidad de una España dispuesta a inmolarse, dejando que sus enemigos internos y externos la destruyan? El suma y sigue sin límites de la deriva totalitaria aniquilando España es absolutamente dantesco, indignante y malicioso.
      Pero el “peor imposible” de Sánchez-Iglesias no es la acción criminal que han emprendido incurriendo en delitos incluso de alta traición, permitiendo la invasión del territorio español, y de genocidio encubierto, con la Fiscalía prostituida por pederastas y radicales; no es la caterva ministerial defragmentando institucionalmente al Estado secuestrado. El “peor imposible” de estos tiempos desatados de Satanás es la España quejumbrosa y dócil que se deja humillar hasta la muerte; la España irreconocible que justifica los daños que perpetran contra ella, pretendiendo ignorar las criminalidades de un gobierno estafador y traidor histórico, con diferencia, el mayor traidor de la Historia. El “peor imposible” deviene de la estúpida ingenuidad de un país pasmado, sin capacidad de reacción, dotado de una defensa militar de juguete, de valores reciclables una vez se echan a la basura los otrora sacrosantos honores que nos unían, antes de que payasos sin méritos se apropiaran de este alma servil que es la España transformista, a imagen y semejanza de los fulleros que la han prostituido chulescamente para aprovecharse de millones de ciudadanos arruinados a propósito.
      El “peor imposible” es la España escandalizada e impotente, protestona pero incapaz que sigue desgañitándose de dolor sin arrancar de sus carnes el puñal traicionero que la descuartiza.
      El “peor imposible” de las actitudes criminales en Sánchez-Iglesias, las reconocibles y las que encubren, es la fácil víctima de una cobarde, sobrepasada, engañada, servil  y desmemoriada España que escupe a sus muertos deshonrando a sus vivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Diario Alicante.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Diario Alicante.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Diario Alicante: El Periódico Digital de Alicante y Provincia

Diario Alicante con la Actualidad de Información de Noticias al Día.

Diario Online líder de información en Español


Diario Alicante: El Periódico Líder de Audiencia en Alicante.

Alicante: !La ÚLTIMA hora de Alicante en DiarioAlicante.es

Sigue la Actualidad de Alicante y Comunidad Valenciana


Diario Online de INFORMACION Alicante

Toda La Información en Alicante y Provincia.

error: DiarioAlicante.es: !Contenido Protegido!
DiarioAlicante.es 】» Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia en nuestro sitio web    Más información
Privacidad