EL HERPETARIO DEL ZOOLÓGICO “LA AURORA” ASESORADO POR IGNACIO SOLANO CUMPLE UN AÑO

EL HERPETARIO DEL ZOOLÓGICO “LA AURORA” ASESORADO POR IGNACIO SOLANO CUMPLE UN AÑO

La instalación guatemalteca acoge, en sus 1.000 m2, a 433 ejemplares de 50 especies diferentes

Hace ya un año el biólogo Ignacio Solano se desplazó a Guatemala para asesorar en el diseño y construcción del herpetario del zoológico “La Aurora”. Este original proyecto ha cumplido su primer año de vida con un éxito absoluto. Hoy por hoy, es uno de los recintos para reptiles más grandes del mundo. La instalación, bautizada como “El Reino Kan y sus reptiles” (kan en maya significa serpiente), reconstruye el hábitat natural casi a la perfección de 50 especies diferentes contando 433 ejemplares entre reptiles, anfibios y tarántulas.

Por otra parte, hay otra cuestión que hace que este herpetario guatemalteco sea único y diferente, y es su arquitectura. El recinto es una réplica a escala de la pirámide La Danta, la más grande del mundo, 200.000 metros cúbicos, mayor que la Gran Pirámide de Keops, en Guiza, Egipto. “El reino Kan y sus reptiles” es casi un 1% del volumen de la pirámide original y un 20% de su altura real, lo que implica un área de 1.000 metros cuadrados que alberga 50 terrarios.

Dentro del perímetro de la pirámide se encuentran 4 áreas diferentes que recrean cuatro bosques de Guatemala: bosque tropical, bosque muy húmedo tropical, bosque nuboso y bosque seco. Para reproducir con exactitud estos ecosistemas reales un grupo de profesionales encabezados por Ignacio Solano realizó una expedición botánica a la selva del Petén. La expedición que se llevó a cabo en julio de 2017 resultó de gran importancia porque sirvió para estudiar y reproducir los ecosistemas naturales de los animales que viven en este increíble proyecto. Entre los estudios realizados se midieron las radiaciones ultravioletas, los niveles de luz y la cantidad de luxes del hábitat natural de estas especies.

La labor de este herpetario es múltiple, por una parte, es un espacio de protección para especies que por diferentes razones no pueden regresar a su hábitat natural. De entre las especies protegidas, destaca una que se encuentra en grave peligro de extinción, el heloderma, un lagarto nativo de Guatemala, así como del sudoeste de Estados Unidos y México o la famosa barba amarilla, una víbora altamente venenosa.

Contar con una colección de estas características permite educar a la población sobre reptiles y anfibios, y sobre los problemas de extinción que enfrentan. Además, “El reino Kan y sus reptiles” ofrece información para crear conciencia y que las personas no compren estas especies, ya que no son aptas para ser mascotas, intentando así evitar el comercio ilegal de estos animales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: DiarioAlicante.es: !Contenido Protegido!