abril 23, 2021

Diario Alicante: Periódico Líder en Alicante.

El dinero será destinado a cumplimentar el presupuesto anual de 2021 con inversiones en obras, gasto corriente y reactivación económica

 

El Equipo de Gobierno de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Aspe ha presentado un proyecto con 45 propuestas para invertir los 4,8 millones del remanente de tesorería, que va a permitir cumplimentar el presupuesto anual de 2021 con el aumento de inversiones en obras, gasto corriente y la reactivación económica del municipio, así como el pago de una deuda de 1,4 millones con la concesionaria del agua potable que el Consistorio aspense viene arrastrando desde el año 2010.

 

El proyecto de “presente y futuro” de Aspe ha sido anunciado por el alcalde, Antonio Puerto, el concejal de Urbanismo, Obras y Patrimonio, Chema García Payá, y el concejal de Hacienda, José Vicente Pérez.

 

Antonio Puerto ha destacado que este proyecto “está basado en cuatro pilares: Empleo, obras, sostenibilidad y modernización y seguridad”. El alcalde ha indicado que “3,4 millones se destinarán a un total de 45 propuestas y 1,4 millones a pagar la deuda con la concesionaria del servicio de agua potable, liberando de esta forma una rémora que se viene arrastrando desde al año 2010”.

 

Entre las inversiones, Puerto detalla que contemplan, entre otras, “la peatonalización de las calles Virgen de las Nieves y San Agustín, que permitirán completar el casco histórico, la reforma de la calle Barranco, Rotonda del Cuartel de la Guardia Civil, la mejora en acerado y asfaltado de diversas calles y barrios o el cerramiento de la pista anexa al Pabellón Deportivo Municipal”. Además, el alcalde destaca la “unión de las distintas instalaciones municipales con fibra óptica, la geolocalización de caminos y partidas rurales, la implantación de energía fotovoltaica en el Pabellón y la Piscina Cubierta y en el Ayuntamiento, así como la colocación de cámaras de vigilancia en los polígonos industriales y núcleo urbano”.

 

 

Antonio Puerto también comenta que este proyecto de inversiones contempla “una partida para la adquisición de viviendas sociales, el equipamiento de la nueva biblioteca del barrio de La Coca y la mejora de los servicios de parques y jardines”. Además, el alcalde resalta que Aspe va a poner en marcha “una herramienta que supondrá una gran oportunidad de futuro como es la Agenda Urbana Sostenible 2030 para la redacción de proyectos y poder solicitar subvenciones de Fondos Europeos, entre los que se encuentran, la unión con carriles ciclo-peatonales con las urbanizaciones Santa Elena, San Isidro y Virgen de las Nieves”.

 

Puerto estima que “todos estos proyectos y obras pueden generar más de 200 empleos”, y asegura que “no podemos dejar pasar esta oportunidad de invertir este dinero que nos permite el Gobierno Central para acometer obras y mejoras y tener proyectos preparados para cuando salga cualquier subvención”.

 

Por su parte, el concejal de Urbanismo, Obras y Patrimonio, Chema García Payá, destaca que “este remanente de 4,8 millones no ha caído del cielo y disponemos de esta importante cantidad de dinero porque el Ayuntamiento de Aspe ha venido haciendo las cosas bien en los últimos años en los que hemos eliminado la deuda municipal y hemos obtenido superávit cada año. Es un lujo que otros ayuntamientos que están endeudados no se lo pueden permitir y que nos ayuda en este año difícil, que tenemos un presupuesto muy ajustado por la bajada de ingresos y por tener que destinar más dinero a las ayudas por la pandemia del Covid”.

 

Chema García señala que dentro de las propuestas se incluyen “la parte correspondiente del Ayuntamiento para obras que vienen subvencionadas como las de la calle Ramón y Cajal, colegio La Serranica, los itinerarios sin barreras arquitectónicas, el cerramiento de la pista anexa, el parque Agrónomo Francisco Mira o la rotonda del Cuartel de la Guardia Civil”.

 

Además, el edil de Urbanismo destaca que también están incluidas “la mejora de la calle Barranco, el proyecto la salida a la carretera de Monforte, que este año nos centraremos más en las expropiaciones para poder llevarlo a cabo en un futuro; las calles Virgen de las Nieves y San Agustín, los caminos rurales, la finalización de la Piscina Azul, la adecuación del antiguo depósito de agua de la partida de Uchel como almacén municipal, las aulas de Formación en el barrio Los Tenores, la consolidación del puente Ramón Berenguer, un nuevo almacén en el Pabellón Deportivo o la finalización del poco alumbrado que queda por completar con luces LED”.

 

 

Chema García también indica que “se va a destinar una importante cantidad de dinero para la redacción de proyectos, que es algo de lo que carecía este Ayuntamiento, para tenerlos preparados para cuando salga alguna subvención o disponer de dinero poder ejecutarlos lo antes posible”. Entre esos proyectos se encuentran “el plan de apertura de las instalaciones deportivas con el ascensor, la apertura de viales que permita la unión desde la avenida de Orihuela por Rubén Darío, el antiguo Cinema y Luis Calatayud, que nos permitiría dejar la calle San Pedro en una sola dirección y descongestionar el tráfico; la circunvalación por la Ronda Ramón Berenguer hasta el colegio El Castillo; el nuevo campo de fútbol junto al pabellón, la pista de skate, las pistas deportivas en las urbanizaciones de San Isidro y Santa Elena, la reparación de la Oficina de Turismo y el Mercado de Abastos, la urbanización de la avenida Tres de Agosto y Avenida de Orihuela, la ampliación del cementerio, la consolidación de la pasarela del río Tarafa y del acueducto de los dos ojos en la partida de Carboneras o los proyectos de futuro del Centro Cultural la Ermita o el Recinto de Fiestas en la carretera de Novelda”.

 

El concejal de Urbanismo resalta que “tener los proyectos preparados nos permite pedir ayudas y subvenciones, como las que estamos solicitando al IVACE, para poner energía fotovoltaica en el pabellón, la piscina y el ayuntamiento, o a la Generalitat, para el asfaltado de caminos rurales. Si nos llegan, podremos disponer de más dinero, del remanente para destinar a las obras de presente y futuro que tenemos para Aspe”.

 

Por último, el concejal de Hacienda, José Vicente Pérez, comenta que dentro del proyecto para el remanente “se ha incluido más dinero para partidas que ya llevamos en el presupuesto anual, como son 50.000 euros más para material y equipamiento sanitario o 60.000 para ayudas de emergencia, que unidos a los 70.000 del presupuesto suman 130.000. Además, de 80.000 euros más para ayudas a empresas, contratación y comercios o 12.000 euros para unir a los 8.000 que ya llevamos en el presupuesto para bonos descuentos para el comercio y la hostelería”.

 

José Vicente Pérez explica que “con este remanente y una vez liquidado la deuda de 1,4 con la concesionaria de aguas, los 18,5 millones del presupuesto se pueden ampliar a más de 23 millones, que incluso pueden ser aún más con las subvenciones que nos puedan llegar. Por lo que 2021 puede ser un año muy importante en gastos, ayudas e inversiones para el municipio de Aspe”.

 

 

Por último, el edil de Hacienda indica que “ahora los grupos de la oposición tienen que dar el visto bueno y decir qué proyectos quieren ellos también incluir para poder llegar a un consenso. Las primeras conversaciones están siendo buenas y fructíferas y hemos decidido que se presente el presupuesto anual y las inversiones de remanente de forma conjunta”.

  Diario Alicante: El Periódico Digital de Información al Día en Alicante y Provincia.

Descarga la App Oficial de: Diario Alicante

App Diario Alicante

【 Categorías VIPS 】»

【 Síguenos En】»

Diario Alicante: Líder en Información de Noticias de la Comunidad Valenciana y España

error: DiarioAlicante.es: !Contenido Protegido!
DiarioAlicante.es 】» Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia en nuestro sitio web   
Privacidad