El día a día de una clínica alicantina de medicina reproductiva en la nueva normalidad

El día a día de una clínica alicantina de medicina reproductiva en la nueva normalidad

El día a día de una clínica alicantina de medicina reproductiva en la nueva normalidad

“Las pacientes ya no quieren esperar para ser madre”

 

Instituto Bernabeu constata un aumento del deseo de la paciente nacional y se resiente el efecto de las medidas restrictivas hacia España que bloquean el cuidado reproductivo de las pacientes extranjeras

 

La vida se abre paso a pesar de los cambios a los que ha obligado la crisis sanitaria del coronavirus. El deseo de ser padres sigue intacto en quienes habían iniciado un tratamiento y parece que la nueva situación lo ha despertado en otras parejas, así como en mujeres que emprenden la maternidad en solitario. La medicina reproductiva se ha adaptado a los tiempos y constata un ligero aumento de pacientes que recurren a la reproducción asistida para tener un bebé.

El codirector médico de Instituto Bernabeu, el doctor Joaquín Llácer, explica que durante la fase más dura de la pandemia la clínica ha mantenido contacto con los pacientes, reprogramando los tratamientos, informando de las novedades y, a la vez, realizando primeras visitas a través de videoconferencia. La actividad de la clínica de medicina reproductiva alicantina se incrementó sensiblemente en cuanto se pudieron retomar los ciclos de reproducción asistida, pero únicamente en pacientes nacionales.

Un cambio detectado por la clínica es que “las pacientes ya no quieren esperar para ser madre”. El confinamiento y la actual realidad han modificado las prioridades de muchas personas que optan por dar más importancia a aspectos del ámbito personal y emocional. Y a la vez, les motiva a buscar soluciones que ofrecen las mayores garantías.

En los primeros momentos y siguiendo las recomendaciones de las sociedades científicas nacionales (SEF), europea (ESHRE) y americana (ASRM), la clínica suspendió los tratamientos hasta comprobar las dimensiones de la pandemia. “Una vez que se tuvieron datos más contundentes, las sociedades científicas avalaron volver a realizar los tratamientos y desde ese mismo momento estábamos preparados para poder reiniciarlos con total seguridad”, declara el doctor Llácer.

 

La clínica trabaja actualmente con total normalidad adoptando medidas más estrictas de las exigidas. “Los pacientes no tienen reticencias. Las medidas de seguridad que adoptamos en la clínica son superiores a las que recomiendan las autoridades sanitarias y la aceptación de las pacientes es absolutamente normal”, indica el doctor Llácer. A la hora de trabajar, el facultativo reconoce que pocas cosas han cambiado en la relación médico-paciente: “Particularmente veo un día a día normal, tengo las mismas conversaciones que tenía antes con los pacientes, eso sí, con mascarilla y tomándonos la temperatura, extremando las medidas de seguridad, desinfectando constantemente material, despachos entre pacientes, guardando las distancias, no juntando a más de un paciente en la sala de espera, evitando desplazamientos innecesarios, evitando usar papel al mínimo posible. Por lo demás, realizamos los tratamientos con el mismo detalle y cuidado que entonces”, enfatiza el facultativo.

 

Aumento de la asistencia online

A la constatación de un ligero aumento de parejas que se han planteado tener un hijo se suma el aumento de las asistencias online. “Ofrecemos siempre la posibilidad de realizar por videoconferencia aquellas consultas que no requieren una exploración. Y la aceptación es cada vez mayor”, indica el ginecólogo. “Durante la pandemia los tratamientos no se han realizado, pero no se ha parado la actividad. Incluso en el mes de marzo y abril estuvimos realizando primeras visitas, atenciones de control, replanificando los tratamientos. La actividad no paró”, añade.

 

Donde la clínica de medicina reproductiva ha notado una disminución ha sido en la asistencia a pacientes extranjeros. “En principio los pacientes siguen con los tratamientos planificados, personas que deciden viajar y llegan aquí con absoluta normalidad, pero sí es cierto que las medidas de los países que posteriormente obligan a una cuarentena provocan que tengamos más problemas, y hay pacientes que deciden posponer tratamientos; aun así, estamos haciendo más tratamientos de pacientes de fuera de España de los que pensábamos”, indica el doctor Llácer.

Respecto al fin de la pandemia, el codirector médico de Instituto Bernabeu, considera que “esta situación no va a cambiar de un mes para otro, soy optimista de que volveremos a la normalidad, pero no a seis meses vista”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Sergio Rico Ayala.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sergio Rico Ayala.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: DiarioAlicante.es: !Contenido Protegido!
DiarioAlicante.es 】» Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia en nuestro sitio web    Ver Más
Privacidad