Dos investigadores españoles diseñan un sistema rastrear al virus y avisar a posibles infectados

Dos investigadores españoles diseñan un sistema rastrear al virus y avisar a posibles infectados

Dos investigadores españoles diseñan un sistema rastrear al virus y avisar a posibles infectados

Los hermanos Ángel y Rubén Cuevas, dos docentes de la Universidad Carlos III de Madrid, diseñaron un sistema que permite a los Gobiernos y a las grandes tecnológicas compartir información sin quebrantar la privacidad de los usuarios, con el objetivo de potenciar el funcionamiento de los algoritmos para rastrear el virus y avisar a los posibles infectados eficazmente.

El sistema que plantean estos dos docentes se basa en cruzar datos de fuentes públicas y privadas para optimizar el rastreo de los infectados. Por ejemplo, cruzar información privada que posee Sanidad sobre la identidad de los infectados por COVID-19 y la información de Google para saber dónde están.

Google maneja información de movilidad de sus usuarios, es decir, conoce qué tipo de establecimientos visitan, por cuánto tiempo y con qué frecuencia. Los investigadores plantean que esta información se cruce con la identidad de los casos positivos por coronavirus que posee Sanidad.

De tal forma que ni Google identifique qué usuarios son positivos por COVID-19 ni el Gobierno sepa los lugares que frecuentan. El objetivo principal de esta propuesta es notificar al usuario lo antes posible que estuvo en un lugar de riesgo o cerca de una persona contagiada.

Los investigadores destacan tres herramientas que el grande tecnológico viene aplicando para desarrollar su publicidad online: señales bluetooth, señales de GPS y las señales de los móviles.

 

Según los docentes, las señales de bluetooth identifican cuando dos móviles están cerca. Además, el sistema GPS se sustenta en una red de mínimo 24 satélites que le permite a Google y Facebook conocer a la perfección el recorrido de sus usuarios. Por último, las señales móviles que emiten las antenas que dan cobertura permite mejorar el control de movilidad.

Los investigadores manifiestan que aunque existen aplicaciones móviles siguen el protocolo de Apple y Google, se trata de un proyecto que si finalmente falla, se habrá dejado de utilizar datos útiles que actualmente ya existen. Además, el éxito de las apps para luchar contra el virus se basan en el número de usuarios que la descarguen. Por lo tanto, si un porcentaje mínimo descarga la aplicación, no servirá para mucho.

La principal limitación se centra en la disponibilidad de Google a compartir la información que posee con un Gobierno. Las grandes tecnológicas ya elaboraron propuestas (como Data For Good de Facebook) para contribuir a la lucha contra el coronavirus y apoyar a los Gobiernos. Sin embargo, solicitar información detallada de sus bases de datos podría ser un acto demasiado esperanzador.

Ángel Cuevas propone la creación de una especie de caja negra donde tanto el Gobierno como las tecnológicas aporten sus datos mediante un sistema que impide a ambar conocer la situación del otro. Asimismo, indican que empresas como Facebook y Google no podrían utilizar la excusa de la privacidad para no colaborar, cuando desde su existencia se les ha acusado precisamente por actos contra ella.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Sergio Rico Ayala.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sergio Rico Ayala.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: DiarioAlicante.es: !Contenido Protegido!
DiarioAlicante.es 】» Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia en nuestro sitio web    Ver Más
Privacidad