Alicante: una red acusada de estafar más de 300.000 euros con tarjetas de creditos robadas

0
132
Alicante: una red acusada de estafar más de 300.000 euros con tarjetas de creditos robadas
Alicante: una red acusada de estafar más de 300.000 euros con tarjetas de creditos robadas
5 (100%) 1 vote[s]

Doce detenidos se les atribuyen compras fraudulentas on line de productos que revendían en sus países

La Policía Nacional ha detenido en Alicante y San Vicente a doce presuntos miembros de una banda que estafó más de 300.000 euros usando la numeración de tarjetas de crédito robadas y extraviadas en el extranjero para comprar productos a través de internet que eran luego revendidos o enviados a otros países.

La organización presuntamente se había hecho con los favores de repartidores de diferentes empresas de transporte que facilitaban la recepción de la mercancía comprada supuestamente de forma ilegal, según la Comisaría Provincial. Hay dos repartidores detenidos.

Los arrestados habían llegado a hacer numerosas tiendas en Camerún en las que vendían estos elementos y hasta donde los hacían llegar en contenedores.

La desarticulación de esta banda se llevó a cabo el pasado día 6 en un gadget por el Grupo de Delincuencia Económica de la Brigada de Policía Judicial en el que participaron bastante más de 60 agentes y se han realizado siete registros en Alicante, Elche, Novelda, San Vicente del Raspeig y Mutxamel.

Se intervinieron 12.000 euros en metálico, multitud de productos de toda clase embalados y adquiridos hace poco, y cantidad considerable de documentación y tarjetas de crédito fraudulentas.

El entramado, que viene dentro por personas de nacionalidad camerunesa, argelina y de españa, se encontraba muy bien estructurado y asentado en España. En un primer nivel estaban los cabecillas de la organización, que se encargaban de hallar la numeración de las tarjetas y de llevar a cabo las compras.

Un segundo escalón lo formaban los cónyuges y los familiares de los anteriores, cuya tarea consistía en agarrar los packs y esconder los efectos en domicilios o locales, en tanto que el último nivel de la banda se encontraba conformado por personas que revendían los productos o los trasladaban a diferentes países como Argelia o Camerún.

Los detenidos usaban las tarjetas para adquirir multitud de productos de todo tipo por internet y que eran enviados a sus países de origen o vendidos en interfaces on-line y tiendas de segunda mano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.