Alicante: El Gobierno del PP plantea una bajada de impuestos antes de las elecciones
Alicante: El Gobierno del PP plantea una bajada de impuestos antes de las elecciones
5 (100%) 1 vote

El Ayuntamiento se liberará de la supervisión del Ministerio de Hacienda tras cancelar el plan de ajuste

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Alicante, del PP, pretende bajar varias tasas e impuestos el próximo año, en el que se celebrarán las elecciones municipales. El concejal de Hacienda, Carlos Castillo, ha presentado esta iniciativa tras la cancelación del plan de ajuste, que pone fin a la supervisión contable del Ministerio de Hacienda. El gobierno local acaba de liberar 30 millones de euros que servirán para liquidar los créditos concedidos por diversos bancos con el aval del Gobierno central.

Siguenos en Twitter : ->

El plan de ajuste de Alicante, que vencía en 2023, cerraba hasta ahora la puerta a rebajas en la fiscalidad, establecía restricciones a las inversiones y fijaba un techo de gasto. El Ayuntamiento se vio forzado a recurrir a esa herramienta en 2012 para pagar a sus proveedores durante el mandato de Sonia Castedo, que dimitiría dos años después por su implicación en el caso Brugal, una trama de supuesta corrupción política y empresarial.

La Concejalía de Hacienda ha cifrado en más de un millón de euros el ahorro anual derivado de la cancelación del plan, que fue respaldada en julio por toda la oposición, incluidos los grupos de izquierda, a excepción del PSPV-PSOE. El consistorio pagará únicamente 315.259 euros en intereses bancarios en 2019, frente a los 1.321.490 que abonará este año. “Mientras que el 31 de diciembre de 2017 el capital vivo era de 76.407.879 euros, en 2018 será de 17.157.665 euros”, precisa en un comunicado el equipo de gobierno.

“Vamos a bajar varios impuestos desde el próximo 1 de enero de 2019. Entre ellos, el IBI (Impuestos de Bienes Inmuebles), un 5 %”, dió a conocer el pasado lunes Castillo.

El plan fiscal del PP tiene dentro de igual modo la concesión de incentivos a las novedosas compañias que se establezcan en la localidad, por medio del Impuesto de Ocupaciones Económicas (IAE), y la reducción del impuesto de transportes. Castillo está manteniendo una ronda de reuniones con los distintos grupos de la oposición, salvo con el PSPV-PSOE, que se ha autoexcluido de esas negociaciones.

La representante de Cs, Yaneth Giraldo, se mostró conveniente a la bajada de impuestos. Los socialistas creen que los liberales y los conservadores han alcanzado ya un convenio para consensuar la modificación de las ordenanzas fiscales observadores y llevarla al pleno en el mes de diciembre. Por su lado, Compromís califica de “demagógica y electoralista” la iniciativa del Partido Popular.

Los tres concejales de la formación nacionalista se oponen a una bajada generalizada de la fiscalidad y abogan, por el opuesto, por una política fiscal redistributiva para “compensar las desigualdades sociales”, por aprobar bonificaciones para casas VPO o energías sustentables. Algunas voces del PSOE y de Guanyar Alacant (confluencia de Esquerra Unida, Tenemos la posibilidad de e independientes) además comenzaron a reclamar que la Iglesia pague el IBI.

Los dos partidos podrían llevar al pleno una iniciativa para las caracteristicas eclesiásticas no destinadas al culto hagan frente a ese impuesto, según fuentes de estas formaciones.

La organización de fuerzas en la corporación obligará previsiblemente al PP, que llegó a la alcaldía el ya transcurrido mes de abril tras la dimisión del entonces alcalde socialista, Gabriel Echávarri, a tener el acompañamiento de Ciudadanos y, por lo menos, uno de los dos ediles no adscritos para sacar adelante su iniciativa fiscal.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.