ALICANTE: El centro y barrios de Alicante, plagados de basura en pleno mes de julio

ALICANTE: El centro y barrios de Alicante, plagados de basura en pleno mes de julio

ALICANTE: El centro y barrios de Alicante, plagados de basura en pleno mes de julio

La Explanada, San Blas y Carolinas amanecen con montones de suciedad que provocan malos olores en calles muy transitadas

Alicante, último fin de semana de julio, en plena época estival. Sobre las once de la mañana, la ciudad muestra una imagen sórdida, impropia de un destino turístico. No solo se trata de contenedores abiertos y rebosantes de basura, es el olor a orines y heces de perros que desprenden algunos barrios, como es el caso de Carolinas y San Blas.

La problemática también afecta al centro de la ciudad, allá donde más visitantes se concentran: así, la Explanada deja la estampa de un paseo plagado de papeleras llenas de desperdicios y de bolsas de basura. El problema que arrastra la capital con los residuos parece que no entiende de horarios ni de localizaciones.

De hecho, la limpieza de la ciudad se halla en el centro del debate político. La semana pasada, el propio concejal del ramo, el popular Manuel Villar,  a lo que limpieza se refiere, aprobaba por la mínima si bien matizaba que la diferencia entre la gestión actual y la del tripartito es que «ahora ya no se habla de un problema de insalubridad». Pero hasta el propio alcalde, el popular Luis Barcala admitió que la basura es «un asunto de ciudad» e incluso llegó a ofrecer a los grupos de la oposición un acuerdo para combatir tal lacra urbana y que cesen las intensas críticas políticas por esta situación.

Retratos como los que ayer podían hacerse de varias zonas de la ciudad parecen confirmar la necesidad de actuaciones urgentes: montones de basura en el paseo más característico de la capital, donde los vecinos se sienten a descansar junto a papeleras llenas, o calles del casco antiguo que emiten una esencia desagradable y se encuentran muy sucias justo cuando los locales comienzan a prepararse para recibir a los clientes. La mala imagen también se traslada al puerto y al paseo junto al Casino. Plásticos, botellas y otros restos del botellón nocturno aguardaban la llegada de los turistas a los muelles del emplazamiento alicantino. Un lugar junto a la playa del Postiguet que a media mañana aún no se había limpiado.

En los barrios, colchones y muebles viejos almacenados junto a los basureros en calles como la de General Espartero y Doctor Bergez, en la zona de Carolinas. Pero la peor imagen se encontraba en Padre Esplà, donde las terrazas y los vecinos tenían que pasear entre charcos de orines y aguas fecales, sin obviar la basura acumulada en los rincones. Las esquinas de San Benito y San Mateo también contaban con multitud de desperdicios junto a los contenedores que provocaban el enfado de los viandantes.

Mientras, en la barriada de San Blas, montones de porquería se veían entre los edificios y junto a parques también al mediodía. La falta de limpieza se notaba del mismo modo en la Tómbola, Altozano o Campoamor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: DiarioAlicante.es: !Contenido Protegido!