Al menos 195 personas viven y duermen en las calles de Alicante cada día
Al menos 195 personas viven y duermen en las calles de Alicante cada día
Al menos 195 personas viven y duermen en las calles de Alicante cada día
5 (100%) 2 votes

Casi 200 personas fueron entrevistadas, de las cuales 111 (el 91% varón y el 9% mujeres), tienen una edad media de 47 años.

El 87% de estas personas manifestó que dormía habitualmente en la calle

Por lo menos 195 personas viven y duermen en las calles de la ciudad más importante alicantina todos los días y “muchas de ellas son víctimas de agresiones y delitos de odio”, según consta en el reporte de la operación Homeless Meet Up Alicante.

Siguenos en Twitter : ->

La Red de Entidades de Atención a Personas sin Lugar de vida de Alicante (Reapsha) y la Concejalía de Acción Popular del Ayuntamiento de esta localidad han anunciado hoy este estudio. La intención de la citada operación, llevada a cabo con anterioridad en otras urbes de europa como Valencia, Londres o Bruselas, era comprender cuántas personas sin lugar de vida hay en la ciudad más importante alicantina y en qué circunstancia están.

Homeless Meet Up Alicante pertenece a un movimiento europeo de localidades para finalizar con el ‘sinhogarismo’ en las calles en 2020, llamado The European End Street Homelessness campaign.

doscientas personas participaron en Alicante en esta idea, donde han salido a la calle a lo largo de dos noches consecutivas y han constatado una situación que, según sus impulsores, “necesitan una atención prioritaria”.

A lo largo de esas dos noches se localizó a un total de 195 ciudadanos en la calle, de los que fueron encuestados 111 (el 91% varón y el 9% mujeres), con una edad media de 47 años. El 87% de estas personas expresó que dormía comunmente en la calle.

El estudio asegura que la mayor parte de la gente sin lugar de vida en Alicante sufre “una circunstancia de enorme puerta de inseguridad” y que muchas de ellas (el 42,34 por ciento de los encuestados) “son víctimas de agresiones y delitos de odio”. “Cada día que sucede sin sugerir resoluciones, el inconveniente” de este colectivo “crece, se cronifica y se agrava”, advierte.

Una circunstancia que además se puede sintetizar en la siguiente frase: “todos los días que un individuo sin lugar de vida pasa en la calle incrementan sus posibilidades de continuar viviendo” en ella. El 43,2% de la gente sin lugar de vida transporta menos de un año en la calle y el 19,8%, bastante más de un lustro, apunta el reporte.

Muestra además que el 46% de la gente sin lugar de vida en la calle tiene bastante más de 50 años y que la promesa de vida del colectivo se coloca en los 53, frente a los 83 en la gente general.

Además, el 77% de los encuestados no posee ningún tipo de ingreso, el 28% no puede contemplar sus pretenciones simples y el 55% padece graves inconvenientes de salud físicos (en el 23% de las situaciones, de carácter crónico).

El estudio concreta, de todas formas, que el 13% manifiesta que el consumo de drogas ha causado que le expulsara de su piso o programa de hospedaje y que hace difícil su ingreso y permanencia. Por otro lado, el índice de puerta de inseguridad es muy prominente en el 26,3% de los encuestados, medio-alto en el 56,5% y bajo en el 13,1%.

Como apunte esperanzador, el reporte sostiene que el 71,71% de los encuestados podría estar dispuesto a comenzar un programa que le ayudase a dejar de vivir en la calle.

En relación a la procedencia de la gente que viven en la calle en Alicante, el 39,6% es de origen extranjero (el 24,3%, extracomunitario y el 15,3% de la Unión Europea); el 27,9%, de Alicante y provincia, y el 31,5%, del resto del país.

El reporte ofrece, por ejemplo medidas para enfrentar las pretenciones de este colectivo, remarcar el sistema de prevención y atención del “sinhogarismo” temprano para descubrir e intervenir prioritariamente en las situaciones de una primera vivencia en la calle.

Del mismo modo, expone aumentar la extensión y la llegada de los servicios sociales y la red de atención para personas sin hogar con un nivel de puerta de inseguridad medio y tendente a la cronificación.

De igual modo, cree favorable ofrecer cobertura a las pretenciones particulares de la gente con alguna discapacidad, inconvenientes de salud psicológica o física o anomalías de la salud crónicas que requieran cuidados y atención enfocada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.